Post
anterior
Siguiente
Post

Siendo una mujer atrevida

Fernandi Pandi El cajon de Fernanda
29 Mar. 2018 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Todos necesitamos de metas y propósitos para poder afrontar el proyecto que supone nuestra vida, la íntima viene incluida. A veces resulta imprescindible que nos den algunos empujones para que la pasión y deseo en nuestras relaciones sexuales no desaparezca, y esto es exactamente lo que quiero hacer hoy contigo , darte algunas pautas muy interesantes que puedes seguir para alcanzar nuevas fronteras en tus relaciones:

Fuera estrés y cansancio

Cuando no hemos dormido lo suficiente, los problemas del trabajo pasan la barrera y afectan a nuestra vida personal, estamos estresados o mantenemos multitud de responsabilidades, no conseguimos disfrutar de nuestras relaciones como deberíamos, y lo que es peor, nuestra pareja también lo sufre.

¿Sabes cuál es el mejor relajante natural? Efectivamente, el sexo. Si tanto tiempo empleamos en el trabajo, deberíamos reservarnos un hueco a lo largo del día para poder gozar del sexo como es debido, independientemente de la edad que tengamos, pues hablamos de despertar la pasión y para esto no hay edades.

Toma la iniciativa

Si le demuestras a tu chico tus deseos, harás que los suyos también suban la temperatura. No te quedes en la rutina diaria y propón nuevas actividades y juegos que despierten tu apetito sexual. ¿Si no lo haces tú, quién lo hará?

La imagen de amante se verá reforzada si dejas que la monotonía no sea el pilar de vuestra relación. Cuando vayáis en coche, dile que te haga el amor, en el baño después de una ducha o incluso en los probadores de algún comercio. No hay nada más emocionante, arriesgado y sensual que el riesgo de hacer el amor en espacios donde antes nunca lo habíais hecho. ¡Hagamos una locura amorosa!

Haz el amor siempre que puedas

Además de ser un relajante natural, es una práctica que a todos nos gusta, ¿Por qué limitarse a una vez a la semana? Hazlo siempre que puedas, verás cómo tu estado de ánimo mejorará y el de tu pareja también.

Despertemos el espíritu sexual que teníamos en nuestra juventud y sorprendamos a nuestra pareja.

Cuéntale tus fantasías más íntimas

Y llévalas a la práctica. Seguro que él también tiene las suyas, juntos aumentaréis la excitación en las relaciones. Díselas al oído cuando estéis en la cama, no habrá un momento mejor para llevarlas a la práctica.

Cambia la forma de hacer el amor

Recuerda que no es un proceso monótono que hay que realizar siempre de la misma forma, improvisa y cambia posturas, utiliza nuevos juguetes en tus relaciones o incluso prueba a cambiar los roles, verás cómo la satisfacción y tus ganas por repetir aumentan.

Publicidad
Publicidad