PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Tipos de contrato de trabajo para 2014

Marta Cáceres Álvarez El Blog de Womenalia para la mujer emprendedora
14 Mar 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1403-blog-tipos-de-contrato-de-trabajo-para-dosmilcatorceHasta el año pasado existían hasta 43 modelos de contratación distintos, pero con la última reforma legislativa aprobada por el Gobierno a finales de diciembre de 2013 se reduce a cuatro los tipos de contratos de trabajo posibles: indefinidos, temporales, de formación y de prácticas.

Con la reducción de los tipos de contrato en cuatro, lo que se ha hecho en la práctica es reagrupar, los más de 40 tipos de contrato, en cuatro modalidades y asociar los tipos existentes a cada una de ellas.

El objetivo de la nueva legislación, que entró en vigor el 1 de enero de 2014, es simplificar los procedimientos de contratación. Para ello, la web del Servicio Público de Empleo (SEPE) ha creado un asistente virtual que ayuda a autónomos y pymes a confeccionar el tipo de contrato de trabajo para sus trabajadores y a estos conocer el tipo de contrato que le quiere hacer su empleador.

4 modelos de contrato de trabajo

  • Contrato indefinido: Se concierta sin establecer límites de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato. Además, se permite que el contrato indefinido de apoyo al emprendedor pueda ser también suscrito a tiempo parcial, como vía de inserción en el mercado de trabajo en un contexto de incipiente recuperación económica.
  • Contrato temporal: Se concierta con límites de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato. Este tipo de contrato entre el empleador y el empleado dispone de una duración máxima de tres años, ampliables a cuatro por convenio colectivo. Atendiendo a la temporalidad de los contratos, se distinguen tres tipos de contrato básicos: Contrato de obra o servicio determinado, contrato eventual por circunstancias de la producción y Contrato de interinidad.
  • Contratos para la formación y el aprendizaje: Tiene como objetivo la cualificación profesional de los trabajadores en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo. La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años, si bien mediante convenio colectivo podrá establecerse distintas duraciones del contrato, sin que la duración mínima pueda ser inferior a seis meses ni la máxima de tres años. Se podrá celebrar con trabajadores mayores de 16 años y menores de 25 (podrán celebrarse con menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%).
  • Contratos en prácticas: Se podrá celebrar con trabajadores mayores de 16 años y menores de 25 (podrán celebrarse con menores de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%), que carezcan de la cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo requerida para concertar un contrato en prácticas para el puesto de trabajo u ocupación objeto del contrato. La duración mínima del contrato será de un año y la máxima de tres años, si bien mediante convenio colectivo podrá establecerse distintas duraciones del contrato, sin que la duración mínima pueda ser inferior a seis meses ni la máxima de tres años.

Asistente virtual

Otra de las medidas introducidas por la nueva legislación es la creación de herramienta de gestión de contratos que el Servicio Público de Empleo (SEPE) pone a disposición de todos en su página web desde donde se pueden descargar, rellenar y volver a enviarse los tipos de contrato de trabajo a la administración.

El nuevo asistente web permite seleccionar las características del empleador, elegir el perfil del trabajador que se desea contratar, indicar el tipo de jornada que necesita, seleccionar el modelo de contrato dentro de las cuatro tipologías ahora existentes (indefinido, temporal, de formación y aprendizaje, y en prácticas) y escoger las cláusulas específicas que se corresponden con los incentivos de los que se puede beneficiar el empleador en función de las selecciones anteriores.

La legislación de referencia sobre los cuatro nuevos tipos de contrato es el Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores. Además, en la página del SEPE podemos encontrar tanto la guía en PDF con toda la información sobre los tipos de contrato así como el asistente virtual.


Si te ha interesado este post te recomendamos:

Publicidad
Publicidad