PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Omega 3 con Vitamina D en Síndrome de Ovario Poliquístico

Mikel García Iturrioz Misohi Nutrición
29 Sep 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La combinación de Omega-3 y vitamina D podría tener beneficios para los pacientes con síndrome de ovario poliquístico (SOP): Ensayo aleatorizado y controlado

Según los investigadores, la suplementación combinada de vitamina D y Omega-3 podría tener beneficios para las mujeres que padecen el síndrome de ovario poliquístico (SOP).

El SOP es un trastorno común que afecta al 6-10% de las mujeres en edad reproductiva y se caracteriza por lo siguiente: ovarios poliquísticos, disfunción menstrual, hiperandrogenismo y alteración de la fertilidad.

También está relacionado con los factores de riesgo del síndrome metabólico, diabetes del tipo 2 y enfermedades cardíacas que incluyen la dislipidemia, inflamación, resistencia a la insulina, estrés oxidativo e hipertensión y aumenta el riesgo de enfermedades mentales como la ansiedad y la depresión.

Además, se dice que está relacionado con la vitamina D, ya que los genes implicados en la regulación del nivel de vitamina D también se relacionan con el control de la presión sanguínea, así como con el metabolismo de los lípidos y la glucosa. La vitamina D puede afectar a la inflamación y el estrés oxidativo mediante la prevención de la propagación del ADN celular dañado.

Basándose en estudios anteriores, los investigadores hipotetizaron que una combinación de diferentes nutrientes, como la administración simultánea de vitamina D y omega-3 (que ha demostrado tener efectos antiinflamatorios e inmunomoduladores), podría tener beneficios para los pacientes con SOP.

Esto podría mejorar el perfil hormonal, las anormalidades metabólicas, las enfermedades mentales y la disfunción endotelial en pacientes con SOP.

¿Una combinación eficiente?

Los autores del estudio condujeron un ensayo aleatorizado y controlado para determinar el impacto de la administración simultánea de omega-3 y vitamina D sobre los parámetros clínicos, metabólicos y genéticos de mujeres con SOP.

Reclutaron a 60 pacientes con SOP de 18-40 años de edad y los asignaron de forma aleatoria para que 30 de ellas recibieran 50.000 IU de vitamina D cada quincena y 2.000 mg de omega-3 de aceite de pescado diarios durante 12 semanas, mientras que las otras 30 pacientes recibieron placebo durante 12 semanas.

Los investigadores observaron que la suplementación simultánea de vitamina D y omega-3 redujo de forma significativa los niveles de testosterona sérica total en el grupo de tratamiento en comparación con el grupo placebo.

Los pacientes del grupo de tratamiento también notaron una mejora significativa en la depresión, salud general, ansiedad y estrés, a diferencia de aquellos del grupo placebo.

Además, sus niveles séricos de proteína C reactiva de alta sensibilidad y malondialdehído disminuyeron considerablemente y su capacidad plasmática antioxidante total aumentó de forma significativa en comparación con el grupo placebo.

Otras consideraciones para la administración simultánea

Los investigadores añadieron que la limitación principal del ensayo aleatorizado y controlado fue que no midieron los niveles circulatorios de ácidos grasos libres de los sujetos, ni evaluaron el impacto de la suplementación simultánea de vitamina D y omega-3 en la expresión génica relacionada con los perfiles metabólicos y el estrés oxidativo.

A su vez, el pequeño tamaño de la muestra del estudio, corta duración, dosis de suplementación pequeñas y el estado de vitamina sérica al inicio de la intervención podrían haber afectado los resultados del estudio.

Concluyeron: “En general, la administración simultánea de vitamina D y ácidos grasos omega-3 durante 12 semanas tuvo efectos beneficiosos sobre el estado de la salud mental, nivel total de testosterona, nivel sérico de proteína C reactiva de alta sensibilidad, capacidad plasmática antioxidante total, niveles de malondialdehído y en la expresión génica de IL-1 y el factor de crecimiento endotelial vascular entre las mujeres que padecen de SOP”.

Nuestros hallazgos apoyan el papel antiinflamatorio e inmunomodulatorio de la suplementación combinada de vitamina D y omega-3”.

Referencias

Jamilian M, Samimi M, Mirhosseini N, Afshar Ebrahimi F, Aghadavod E, Talaee R, Jafarnejad S, Hashemi Dizaji S, Asemi Z. The influences of vitamin D and omega-3 co-supplementation on clinical, metabolic and genetic parameters in women with polycystic ovary syndrome. J Affect Disord. 2018 Oct 1;238:32-38.

Publicidad
Publicidad