PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Equilibra tus entrenamientos: Te moverás más y mejor

Beatriz Crespo Ruiz El blog de Beatriz Crespo
5 Jun 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1º Entiéndelo

-Objetivo: Prevenir lesiones, vivir más y mejor -

Hace 4 meses que cambié de trabajo, he pasado de trabajar en el sector clínico en el seno de un Hospital Nacional de Parapléjicos en Toledo, a un todo poderoso Centro Deportivo en el que sólo el lunes ofrecen 69 clases dirigidas con 27 opciones diferentes… ya te digo, ¡una auténtica pasada!. Mi cometido en

 el Gimnasio FISICO de Majadahonda es coordinar el área de valoraciones funcionales, un área totalmente pionero en el sector del fitness en nuestro país, donde de forma gratuita para los socios, cruzo a partir de realizarles un test muy sencillo, la información del cómo se mueve, con la actividad laboral que realiza y sus actividades de la vida diaria. Pues bien, tras observar 324 cuerpos en movimiento – que en 4 meses está muy bien-, llego a la conclusión de que hay 3 clases de personas: las que practican “sillón-ball” – que ni vienen al gimnasio-, las que no paran jamás y si pueden y les sobra tiempo, un poquito más “High Intensity” y por último las que prefieren actividades más pausadas, que no sin intensidad, aporten ese punto de relax y concienciación y conocimiento de su propio cuerpo en movimiento “Balance & Movement”. Extremos Totales. El todo o el nada.

1405-bbc-equilibra-entrenamientos-q

¿Dónde quedó el “Mens Sana en Corpore Sano”? Ni mente sana, ni cuerpo sano. Por fuera me encuentro auténticas paredes de hormigón, musculatura robusta, trabajada, tonificada… por dentro… musculatura de “vacaciones en el caribe”, descompensada, hernias, protusiones… o totalmente lo contrario, mucha piscina, pilates, espalda sana y taichi y poca estimulación extra que haga que nuestras hormonas cojan fuerza y nuestro cuerpo pueda atravesar la barrera del paso del tiempo con garantías.

Entiéndelo. Nuestro cuerpo necesita variar estímulos para mantenerse 100 % saludable. Necesita alimentarse bien, hacer ejercicio físico y sonreír mucho. Bastante estrés tenemos alrededor, para darle más caña cada día en el gym. Variar estímulos hace que nos equilibremos, por dentro y por fuera, ayuda a que cada día te muevas más y mejor.

2º Apréndelo

-          “Mens Sana en Corpore Sano” –

1405-bbc-equilibra-entrenamientos-dos

El movimiento es la herramienta más utilizada para la mejora de la salud o de las capacidades físicas de las personas, sin embargo, su control va más allá de la activación secuencial y sincronizada de musculatura a través de diferentes tipos de ejercicios.

Como conocemos, el cuerpo humano dispone de tantas vías sensoriales como órganos receptores podemos encontrar en él, las vías fundamentales para el movimiento son la vía auditiva, la visual, la propioceptiva, la vestibular, la táctil, la nociceptiva (dolor) y la termorreceptiva que informa de la temperatura corporal y la del exterior. De esta forma, según sea la información sensorial que el cuerpo reciba de cada sistema sensorial, el movimiento que se ejecute será uno u otro. ¿Nunca te ha llamado la atención como con las mismas estructuras corporales puedes saltar, correr o caminar? Resulta que tenemos el mejor procesador que podemos tener encima de los hombros (nuestro cerebro) y el mejor equipo de trabajo a sus órdenes, nuestro cuerpo. ¿Te imaginas utilizando el ordenador caro del mercado sólo para escuchar música?

En este sentido es importante que aprendas que todos nuestros sistemas y órganos sensoriales pueden ser utilizados para aportar información al movimiento, la vía propioceptiva, informa al cerebro de la posición de nuestro cuerpo en el espacio; la vestibular, controla el equilibrio; la vía termorreceptiva, informa de las condiciones externas e internas del cuerpo para poder adaptarnos a las condiciones ambientales donde estemos realizando ejercicio; la vía nocioceptiva, nos informa sobre el dolor percibido y los órganos sensoriales como la vista, el oído o el tacto, son de gran ayuda en la localización del cuerpo y todo lo que nos rodea en el espacio, entre otras muchas cosas.

¿Alguna vez te has parado a “sentir” tu corazón latir? Hay dos formas, ponte a prueba:

Opción 1. Túmbate boca arriba en el sillón/suelo, coloca las manos en el pecho y siéntelo latir.

Opción 2. Salta sobre el sitio 10 veces. Enseguida notarás que está ahí.

Dos formas diferentes para “escuchar” a tu cuerpo. Una intensa, otra pausada.  En la variedad está el gusto y si aún no eres capaz de conocerte “por dentro y por fuera”  al mismo nivel, es que algo está fallando.

Desde este punto de vista tan básico y sencillo sobre cómo se produce el movimiento en nuestro interior, muchos de nosotros podríamos pensar que cuanta más información sensorial le demos a nuestro cuerpo, mejor y más rápido reaccionará, sin embargo, como ocurre en todo, más cantidad no es sinónimo de calidad.

3º Aplícalo

-          El equilibrio: La variación de estímulos-

1405-bbc-equilibra-entrenamientos-tres

En este sentido y en base a lo explicado anteriormente, utilizar siempre el mismo material o la misma metodología de trabajo, aunque variemos las cargas, los planos de movimiento o los ejercicios para el trabajo de la misma musculatura, solo te aportará una o dos vías sensoriales de información, por lo que estaremos perdiendo muchísimos recursos para que el cuerpo se mueva más y mejor. Especialmente cuando entrenar por ejemplo, delante de un espejo para tener un feedback visual que me ayude a corregir mi movimiento, trabajar con ritmos musicales que me ayuden a guiar el siguiente paso a realizar o trabajar con gran variedad de materiales, que pueden ir desde una goma de saltar de cuando éramos pequeños, a una sofisticada banda elástica de las que se comercializan ahora, no se perfila como una tarea imposible.

Por otro lado, el uso “sin sentido” de gran cantidad de material y metodologías de entrenamiento de manera combinada como por ejemplo, utilizar un material generador de inestabilidad, más la movilización de resistencias y todo ello mezclado con alta intensidad, se perfila de manera lógica como un buen coctel lesivo, básicamente porque la gran cantidad de información sensorial que se le quiere dar al cuerpo, a la vez y de forma desorganizada, no puede de ninguna de las formas lograr una respuesta motora adecuada por parte del mismo. Aunque sudes mucho y te canses más –Tenlo claro-.

Mi propuesta de trabajo

Mi propuesta es que si no estás haciendo nada de ejercicio te animes a empezar, un día en semana, notarás enseguida cómo tu “procesador y equipo de trabajo” te lo agradecen, y si ya entrenas de forma habitual, varía los tipos de entrenamiento. Puedes utilizar diferentes materiales, intensidades, ritmos, etc. siempre con sentido lógico y orden – si no sabes, nada mejor que el asesoramiento de un profesional cualificado-.  

¿Quieres un ejemplo? Sencillo.

Cuando trabajo delante de un espejo o me grabo ejecutando un movimiento aporto información visual muy valiosa a nuestro cuerpo, bien para corregir un movimiento, bien para aprenderlo; cuando trabajo con diferentes resistencias o varío los planos de movimiento, ayudo al sistema propioceptivo a adaptarse a que mi cuerpo se encuentre en diferentes posiciones en el espacio y a que reaccione ante diferentes cargas de trabajo; si cierro los ojos, vario los apoyos corporales, trabajo en suspensión o utilizo material generador de inestabilidad, contribuyo a que mi sistema vestibular me ayude a integrar información para no caerme, sea cuales sean las condiciones del desequilibrio, reaccionando antes si hay variaciones inesperadas en el movimiento, como por ejemplo, tropiezos; si alterno disfrutar del ejercicio dentro de una sala, centro deportivo o al aire libre, estaré acostumbrando a mi cuerpo a través del sistema termorreceptivo a adaptarse a cualquier condición de trabajo, haciéndolo más eficiente;  o si por ejemplo, realizo actividades dirigidas con ritmos musicales, mi sentido de la organización espacial y el equilibrio mejorará a través del oído.

Lo mejor es que todas las vías sensoriales están conectadas entre sí y trabajando alternamente una u otra vía, siempre encontrarás mejoras en el resto. Ordena tu entrenamiento de forma lógica, utilizando diferentes vías sensoriales para aportar información a tus movimientos. Trabaja de diferente forma los mismos objetivos, verás como pronto notarás mejoras significativas en tu cuerpo. Te moverás no solo mejor, sino también más.

1405-bbc-equilibra-entrenamientos-cuatro

Esta semana toca participar en la primera gran carrera de obstáculos que se celebra en España, la SPARTAN RACEâ en Madrid. Os presento a mi equipo de olímpicos, torero, entrenadores, arquitectos, directivos y una servidora, aquí puedes leer el reportaje que les han hecho en Marca a mis compis: “Un olímpico, una atleta y un torero se convierten en Espartanos profesionales”

Más en este enlace.

Por que si lo entiendes, lo aprendes y si lo aprendes, lo aplicas. Freedom & Flow.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Beatriz Crespo Ruiz (@bcresporuiz), Doctora en Ciencias del Deporte. Conoce más sobre Beatriz en www.bcresporuiz.com

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad