PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Atrévete, una vez más

Begoña Díaz El blog de Básico con Estilo
3 Sep 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1408-bce-atrevete-una-vez-masYa les he contado que hace unos meses atrás viví una de las experiencias laborales y personales que claramente me pondrían a prueba (con la creación de Básico con Estilo).

Un proyecto en el que puse todas mis energías, todos mis conocimientos, mi tiempo, mis sueños y que formaba parte de mi futuro no resultaba. Pasaban los meses y el proyecto no resultaba tal como quería...llegaba el momento de tomar esa drástica decisión de "seguir o no seguir".

Analizando todas las variables que afectaban en su desempeño, ya no había nada más que hacer, ya todo se había realizado para que funcionara pero en palabras simples, no iba para ningún lado.
Había llegado la hora. De cerrar las cortinas y terminar la función como si fuese una obra de teatro.

Ahí comenzó el cuestionamiento y el auto-ataque que me hacían la única responsable del "no éxito" y de que no hubiese funcionado. Con el autoestima por el suelo, cuestionándome como persona y como profesional. 

Pero ahí fue cuando toqué fondo, y empecé a valorar las cosas que sí había hecho.
Había puesto todos mis conocimientos, mi perseverancia, mis fuerzas trabajando, dando lo mejor que podía, pero simplemente no había resultado. Había factores que no podía manejar los cuales comencé a entender poco a poco, muy poco a poco.


Te puede interesar...


Llegué a entender que todo no había sido mi culpa, que se había realizado todo de la mejor manera pero que simplemente el proyecto llegaba a su fin. Quedarme con los mejores recuerdos ha sido lo mejor. ¿Para qué seguir torturándome con ese pensamiento obsesivo que solamente me culpaba?

Fue ahí cuando comprendí que la vida es un aprender diario, que podemos poner todas las energías en un sueño, pero ese sueño no siempre es para uno,. Simplemente lo intenté, me partí el lomo trabajando pero simplemente no era. Y no es en un afán conformista pero hay que aceptar las cosas como son.

Y cuando comencé a soltar ese sentimiento de auto culpa es cuando aparecieron otros nuevos proyectos que estoy analizando con mucho cuidado. Puedo decir que de las caídas y de las experiencias fuertes siempre se aprende. Al menos esa ha sido una de las facetas de mi vida, las experiencias fuertes que me sacuden (pero ahí es cuando más aprendo).

Muchos me apoyaron y otros simplemente especularon y gozaron con lo que había sucedido sin siquiera llamar para preguntar como estaba. Un paso más que avanzaba en la vida, y era el darme cuenta de las personas que realmente me quieren, me valoran y están en las duras y en las maduras.
Cada vez me hace más sentido que todas las cosas pasan por algo.
Ese algo me sirvió para darme cuenta de que después de caernos (que en realidad pienso que no es una caída, sino que un tropiezo) hay que levantarse con todas las ganas. Porque estamos preparadas para lograr grandes cosas, que los sueños se logran y la experiencia se incorpora a la vida.
Ahora voy por uno más, uno en el que nuevamente tengo todas mis fichas apostadas en él.
Nadie sabe lo que pasará en el futuro. Lo único que sé es que las fuerzas y las ganas cada vez van en aumento y nadie me las quita.

Estoy preparada nuevamente para nuevos desafíos.
Lo que no te mata, sin duda te hace más fuerte.
¿Te ha sucedido algo así también a ti?


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Begoña Díaz (@basicoconestilo), blogger de www.basicoconestilo.com Más información en Facebook.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Básico con Estilo blog
Hola María Flora, muchas gracias por compartir tu experiencia. La vida es un constante aprendizaje sin duda y como bien dices, un final conlleva un comienzo.
Un abrazo grande
MARÍA FLORA HERREROS HIDALGO

MARÍA FLORA HERREROS HIDALGO

Jefe de Área de Proyectos y Obras, Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación

Pasé por una situación similar hace un año: pones ilusión y energía en sacar adelante una idea y de pronto, inesperadamente y sin saber por qué, múltiples factores inesperados la tiran abajo. Una experiencia más de la que me llevo muchas lecciones. Un final siempre conlleva un comienzo.
Publicidad