PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Mujeres y Ciencia

Carmen Vallejo Garcelán Ecosistema de la diversidad empresarial
3 May 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hace unos días releía la biografía de mi admirada Marie Curie, quien sin duda mejor representa a las mujeres en ciencia. Efectivamente Marie Sklodowska Curie, pionera en el campo de la radiactividad, fue, entre otros méritos, la primera persona en recibir dos Premios Nobel en distintas especialidades, Física y Química, y la primera mujer en ser profesora en la Universidad de París. Pero no podemos olvidar Emmy Noether quien desarrolló el teorema de Noether, que sentó las bases de la física cuántica, Dorothy Crowfoot Hodgkin llegó a determinar la estructura cristalina de la insulina y Premio Nobel de Química o Rosalind Franklin quien obtuvo la famosa foto 51 en la que se mostraba la estructura helicoidal de la doble cadena de ADN. O Rita Levi que obtuvo el Premio Nobel de fisiología y medicina en 1986 por sus avances en el Factor de Crecimiento Nervioso.

Más actuales en el tiempo y españolas son Margarita Salas Falgueras bioquímica que ha trabajado en el descubrimiento y caracterización de la DNA polimerasa del fago Φ29, que tiene múltiples aplicaciones biotecnológicas debido a su altísima capacidad de amplificación del ADN, María Blasco Marhuenda científica española especializada en los telómeros y la telomerasa. Desde el 22 de junio de 2011 dirige en España el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), o Montserrat Meya que recibió en 2014 el primer premio Ada Byron a la mujer tecnóloga.

Pero a pesar de estos avances, lamentablemente en demasiadas ocasiones se vuelve a pasar por alto el logro de muchas científicas. Prueba de ello, es el artículo de Babelia (El País) Crear o innovar: ¿el arte contra la ciencia?, donde no se mencionan a las mujeres, pues no hubiese estado de más, que junto a los hombres científicos, músicos, escritores... se mencionase algunas mujeres que son brillantes.

No es mi intención realizar ninguna crítica del artículo, pero si poner de manifiesto que existe una falta de atención en las mujeres científicas, por ello me parece más que recomendable la lectura del estudio Científicas en Cifras 2013, donde se indica: "...Los datos sobre científicas muestran un cierto avance y pequeñas reducciones en la brecha de género en algunos ámbitos, pero también nos dicen que, a pesar de los progresos realizados en estos años, la infrarrepresentación de las mujeres continúa siendo un tema que requiere de acciones y medidas...". Parece que la falta visualización de las mujeres científicas entronca con una realidad que evidencia "Que nuestro avance es consistente pero lento" y los datos así los muestran.

También he consultado el Informe Las mujeres en los premios científicos en España 2009-2014 de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) de la que soy socia. En éste se indica que "...los Premios Nobel, seguramente los premios científicos más importantes a nivel global. Pero que desde 1901 a 2013, más de un siglo, se ha galardonado con un Premio Nobel a 876 personas, de las cuales 832 eran hombres (94,98%) y solamente 44 mujeres (Marie Curie lo obtuvo en dos ocasiones). Es decir, las mujeres premiadas en los Nobel representan un escasísimo 5,02%...".

Fruto de la observación realizada a lo largo de los años por investigadoras y tecnólogas de AMIT sobre los premios científicos en España, y por los trabajos de otras organizaciones homólogas en Europa y Estados Unidos, este estudio parte de la hipótesis de trabajo de que las mujeres están infrarrepresentadas en los premios científicos en nuestro país. Para ello llevó a cabo una muestra de premios que está compuesta por 37 de los más reconocidos premios académicos y científicos de diferentes ramas de conocimiento en España que se conceden en España, llegando a conclusiones interesantes, y que invito al lector a consultar, aquí recojo solo una pincelada:

A pesar de los avances legales y  educativos de las mujeres, en nuestras sociedades persiste la segregación horizontal en la formación y profesión científica, así como la segregación vertical en todos los sectores (empresas privadas, universidades, organismos públicos de investigación, etc.). La financiación pública también parece preferir a los varones, ya que los investigadores obtienen financiación pública mediante proyectos de I+D en mayor proporción que las investigadoras en España.

Un premio científico supone un reconocimiento público, por parte de instituciones sociales, a la excelencia en el trabajo y a la innovación en un área determinada, visibilizándolo y dándole prestigio social. Pero lamentablemente la presencia de las mujeres en los premios sigue estando infrarrepresentadas.

Esta confluencia de estos dos informes sobre insuficiente visibilidad de las mujeres científicas y el menor número de premios obtenidos. Me ha hecho recoger una frase atribuida a Marie Curie, La vida no es fácil, para ninguno de nosotros. Pero... ¡Qué importa! Hay que perseverar y, sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar alguna cosa y que esa cosa hay que alcanzarla, cueste lo que cueste. A lo que añadiría, las mujeres tenemos confianza en nosotras mismas, pero en ocasiones a las científicas y tecnólogas les cuesta bastante más dar a conocer sus éxitos, por ello es imprescindible eliminar las barreras o sesgos que aún existen. Y una de las acciones, es escribir sobre aquellas mujeres que son continuadoras de las pioneras científicas y tecnólogas. Y esa labor espero desarrollarla a través de mi blog.

Publicidad
Publicidad