Dueña de mi vida

Aitziber Etxebarrieta

El día en el que decides que nadie va a gestionar tu agenda, el momento en el que tú escribes cómo comienza y cómo termina cada uno de tus días, ese día te conviertes en la dueña de tu vida. Pero el día que lo decides no suele coincidir con el día en el que se hace realidad. Esto va de ese camino.

BLOG_NUM_FOLLOWERS BLOG_NUM_POSTS

POSTS