PREVIOUS_POST
NEXT_POST

10 claves para evitar conflictos en Navidad.

Rocio Munuera Del Plomo al Oro, De invisible a Líder.
7 Dec 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Ya quedan poco días para estas fiestas navideñas, pero lo que voy a escribir lo podemos aplicar a cualquier reunión familiar, o incluso a esas convenciones o reuniones laborales que a veces cuestan tanto gestionar, emocionalmente hablando.

Escribo esto porque a todos se nos ha dado la situación de compartir las fechas navideñas con la familia, los cuales no vemos con frecuencia durante el año, nuestra familia política e incluso compartir varios días seguidos porque viven lejos de nuestra residencia habitual.

Y puede ocurrir que se toquen temas o se revivan emociones varias no muy amigables o momentos de estrés o tensión.

Aquí os describo 10 consejos para prepararnos antes de reunirnos con nuestros familiares. De esta manera se pueden gestionar mejor las situaciones:

  • Alcanzar acuerdos: esto sería lo ideal si hubiera algún punto de tensión en estas reuniones. Es decir, entre tu pareja y tú u otros familiares acordar normas con las que os sintáis los dos a gusto.
  • Demanda de tiempo/ poner límites: si se nos da el caso, que nos piden que estemos más tiempo con ellos y en ese momento, no podemos o no nos apetece, lo mejor es confesar nuestro estado, si estamos cansados, si tenemos otros compromisos, etc. Si lo podemos comentar antes, haría que las demás personas se pudieran programar las reuniones. Otro punto sería marcar bien los límites, qué acciones no son tolerables por nosotros, como insultos, amenazas, levantar la voz, etc.
  • Competición contigo: si se da el caso de que los familiares de tu pareja compiten por su atención contigo, recuerda que es su familia. Siempre y cuando no se falte al respeto, ni humille, ni ningunee a nadie en esta situación. Mientras no entres en el juego de la competición todo irá bien, ya que una cosa es tu relación y otra es la relación con sus padres. Tampoco es buena opción sobrevalorar a tu familia o infravalorar a la suya, hay que tener en cuenta que nuestras familias son nuestros pilares. Y si se rechazan, están rechazando una parte nuestra.
  • Alcanzar acuerdos/ flexibilidad: esto sería lo ideal si hubiera algún punto de tensión en estas reuniones. Es decir, entre tu pareja y tú u otros familiares acordar normas con las que os sintáis ambos a gusto. También es habitual que hagamos como normal las costumbres de nuestra familia, sin darnos cuenta que cada uno ha vivido situaciones y tradiciones distintas. Lo ideal es tener la mente abierta y disfrutar de otra forma de hacer las cosas. Si necesitas más información pincha aquí.
  • Discusiones: para evitarlas lo mejor es no tocar temas sensibles o en los sepamos que pensamos distinto. Ej. Política, fútbol, etc.
  • Empatía: ser lo más empático posible, es decir, ponernos en los zapatos del otro e intentar entender por qué actúa de una determinada manera sin personalizarlo.
  • Emociones: saber distinguir si lo que nos cuentan es una emoción sobre algún tema o suceso o es solo una opinión. Si es una opinión, lo mejor es, decir que le comprendes y dar tu opinión al respecto y el por qué tienes esa opinión de forma lo más asertiva posible. Si es una emoción, lo único que podemos hacer es entenderlo, recogerlo o tratar de que vea otro punto de vista con humor, si es posible, para mitigar la emoción en caso de que sea negativa.
  • Gestión emociones: lo ideal es no anticipar las posibles escenas que pensamos que se van a dar. Estar en presente lo máximo que podamos. Si por alguna situación, nos ponemos nerviosos, nos enfadamos, entonces es mejor distraernos haciendo algo distinto, salir a dar una vuelta, etc. Pero no reaccionar o contestar desde esa emoción, porque entonces saldrá la peor versión de nosotros. Otra opción es repetir lo que nos han dicho: “¿has querido decir tal cosa?”, para asegurarnos que hemos recibido bien el mensaje y si es así y nos ha sentado mal, decirlo de forma transparente y respetuosa. “Eso me ha sentado mal porque…”. Si necesitas más ayuda sobre esto, infórmate aquí.
  • Escucha activa: haz ver con tus gestos que tu interlocutor es especial para ti y muy importante. Para ello, nada de móviles a no ser que le vayas a enseñar algo o estéis buscando algo.
  • Fuera juicios: podemos estar más o menos de acuerdo con algo y dar nuestra opinión de la forma más asertiva. Lo importante es respetar todas las opiniones para que las tuyas sean también respetadas.

Espero que os haya ayudado, y que estos días sean muy especiales y felices para vosotros.

Si queréis comentar, todo vuestro! Y si os gusta, por favor, compartir! Son los aplausos de la artista! ?

Más info: Aquí.

Publicidad
Publicidad