PREVIOUS_POST
NEXT_POST

¿Y si "finlandizamos" España?

De womenalia a womenalia De womenalia a womenalia
11 Jun 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1406-waw-finlandizar-espanaVivimos en una sociedad que está viendo como se están transformando los pilares más básicos de su convivencia. Los nuevos hábitos de vida tras la crisis económica, el sistema político, e incluso las formas de sociabilizar debido al uso de las nuevas tecnologías, son un ejemplo de cómo nos adaptamos a los cambios.

Pero ¿por qué no cambiamos igual de rápido en todos los aspectos? Existe un campo en el que los cambios se están produciendo de forma lenta y desesperante de la que debería ser en una sociedad moderna como la nuestra: la igualdad entre mujeres y hombres.

Es curioso ver como, ellas son, desde hace mucho tiempo, más en las facultades de nuestro país, existiendo algunas carreras como Bellas Artes donde su presencia supera los 2/3 de todos los presentes en el aula.

También llama la atención ver como, ellas, en muchas empresas, aportan lo que a veces los hombres no vemos, una visión en conjunto para una correcta toma de decisiones. Solo este hecho nos debe hacer ver que ellas no es que sean mejores, sino que ellas están ahí), son el 51% de la población) y, como tal, deben ver recompensado su esfuerzo, que menos que de la misma forma que un hombre.

Discutir hoy en día, en nuestra sociedad, este tema, es como poco, preocupante de nuestro nivel de crítica y de cultura al que estamos sometidos y del que somos responsables. Para todos es fácil reclamar que tenemos derechos pero ¿y los deberes? ¿dónde quedan? ¿para qué sirven?

Los deberes son útiles para mucho, por ejemplo, para reclamar que cualquier persona que habita en nuestra sociedad tenga los mismos derechos, sea anciano, adulto, infantil, mujer, hombre, inmigrante o nacional.

España ha caído, 20 puestos, en el índice mundial de igualdad elaborado por la ONU, desde el puesto 12 en 2011 al 30 en 2013. Y si tenemos en cuenta que el índice mide las brechas en participación económica y mercado laboral, educación, sanidad y esperanza de vida y participación política, es un dato muy a tener en cuenta.

¿Cuál puede ser la solución? Islandizarnos, finlandizarnos o como queramos llamarlo. Copiar el modelo nórdico es una vía segura al éxito de España como sociedad y de orgullo de cara al exterior.

Estos países, Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia (en el orden del ranking) no son la panacea pues, desgraciadamente, ningún país ha conseguido aún la igualdad plena, pero son los que más cerca se quedan de ella. Estos países han eliminado la brecha de género cerca del 80% y han impuesto una cuota de presencia femenina, como Noruega, del 40%.

Este es un tema tabú, pues se cree que coarta la libertad de funcionamiento de las empresas y puede limitar la elección de los mejores, pero los datos dicen lo contrario. Países que han utilizado estas medidas han aumentado la participación de las mujeres en el conjunto del mercado laboral, han reducido las diferencias salariales y han logrado mejorar la conciliación laboral y familiar, con aumentos de las tasas de fertilidad y de actividad femeninas.

Esta situación hace ver lo que hay que trabajar por mejorar nuestras cifras y situarnos entre las primeras posiciones. Pero sí hay esperanza y tiene un nombre: jóvenes. Vienen con ideas cambiadas, con la percepción de que nadie es más que nadie, con costumbres que son totalmente diferentes a las tradicionales que hemos estado viendo. Ellas y ellos, gobernarán, gestionarán empresas, tomarán decisiones, en fin, llevarán el rumbo de la sociedad.

Y esto significa que los hombres están con las mujeres y lo estarán, aún más, el día de mañana.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Post redactado por Salvador Sierra 

salva-firmaSalvador Sierra es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Complutense. Cuenta con un Master en Comunicación Política y Empresarial por la Universidad Camilo José Cela. Redactor del Departamento de Contenidos de Womenalia salvadorsierra@womenalia.com 

Puedes seguirle en WomenaliaTwitterLinkedIn

Publicidad
Publicidad