PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Todos somos importantes

De womenalia a womenalia De womenalia a womenalia
20 Sep 2013 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail


Por alguna absurda razón tendemos a pensar que las tareas no especialmente estratégicas en una empresa o en un equipo no son importantes. Esta misma absurda razón nos lleva a creer que esas tareas, aparentemente simples, no requieren ningún talento especial, que son mera repetición de la jugada, que cualquiera puede hacerlas y casi de cualquier manera. El problema es que quienes se ocupan de esas tareas terminan dándonos la razón y obrando en consecuencia. Es el principio del desastre.



20121129-071118En ocasiones minusvaloramos tanto la importancia de determinados trabajos que dejamos de prestar atención a quien los hace, que generalmente termina haciéndolos de mala gana y sin ningún entusiasmo, generando errores y convirtiendo el lugar de trabajo en un espacio aburrido y gris. Porque, en realidad, ¿Quién querría poner interés en un trabajo poco importante que lo mismo da hacer de una forma u otra, en el que nadie repara y que nadie valora?.Lo mismo pasa con los departamentos de una empresa, que todos estamos "en el más importante", aunque los demás no se den cuenta. Y es que quien no se siente valorado por su trabajo termina por no valorar el de los demás. Es así de simple. Y cuando eso pasa siempre hay un jefe o jefa que no está haciendo bien su trabajo.
Es importante que siempre que se le encomiende a alguien un trabajo, una tarea, sepa para qué y por qué lo hace, y qué importancia tiene ese desempeño en el global de la cadena de su empresa o equipo. Solo entendiendo la relevancia y la transcendencia que tiene lo que hacemos podremos comprender la importancia de hacerlo bien y asumir plenamente esa responsabilidad.

En estos momentos en que tan difícil es vender, conseguir nuevos clientes y la fidelidad de los que ya tenemos, cualquier parte del proceso de nuestra empresa es muy importante. Cómo se atiende el teléfono, que la factura no lleve un error, que la mercancía esté en el lugar exacto en el momento adecuado, que el dossier sea correcto, que el servicio sea de calidad, que la reclamación sea rápidamente atendida.

Tenemos que aspirar a que la experiencia de compra y de consumo de nuestro cliente sea excelente, y eso solo lo conseguiremos con una plantilla motivada, entrenada y puesta en valor, dentro y fuera. Y para ello todos y cada uno de los profesionales del equipo deben de ser conscientes de la importancia de hacer bien su propio trabajo, de poner los 5 sentidos en cada una de las tareas.

 
Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.
Publicidad
Patricia Gomez Alvarez

Patricia Gomez Alvarez

Técnico Superior en Comercio Internacional, Autonoma

Desafortunamende no se si por cultura, se presta mas atención y respeto a una persona con traje y corbata, en mi trabajo lo hemos comprobado, cuando estamos vestidos de informal, nuestros clientes cuando quieren hacer una reclamación o soliciatar un tipo de información no saben a quien dirigirse y no nos prestan importancia. Pero cuando nos ponemos la corbata y la chaqueta la cosa cambia, un simple gesto que nos parece gracioso.
Isabel Bajo Albarracín

Isabel Bajo Albarracín

Directora General, Publicaciones Alimarket, S.A

Gracias por vuestros comentarios aquí y por otras vías. Simplemente decir que creo que para que las cosas vayan bien todos hemos de hacer un esfuerzo, y que también desde la postura del empleado, sea cual sea su puesto, es importante hacer bien el trabajo, de forma comprometida y profesional. Hay que estar orgulloso de lo que uno hace. Y solo se puede estar orgulloso de lo que uno hace si sabe que lo hace bien o pone en ello todo su empeño.
Juana Sánchez González

Juana Sánchez González

Editora creativa, Weblogs SL

Hola Isabel. Me ha gustado tu artículo. En ocasiones parece que sólo existen puestos "de traje y corbata" como si esos dos elementos llevaran de la mano una dosis de sabiduría y de autosuficiencia. En el momento en el que se olvida que en una empresa, grande o pequeña, tan importante es quien está en la recepción, o quien transporta paquetes, como un subdirector ..., algo comenzará a romperse. Y en ocasiones los que están arriba se dan cuenta de ello demasiado tarde. Saludos.
Publicidad