PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cuando la adversidad se convierte en motivación

De womenalia a womenalia De womenalia a womenalia
14 May 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1405-blogs-wom-motivacion¿Sabías que pasamos 14 horas al día hablando con nosotros mismos? ¿Y sabías que el 86% de las cosas que nos decimos son negativas? ¿Sabes hasta qué punto lo que piensas de ti mismo se transmite hacia el exterior? Los pensamientos positivos y los negativos se contagian allá por donde pasamos: entre nuestros compañeros de trabajo, entre nuestra familia y amigos, e incluso entre personas que no conocemos. A veces, pasamos épocas complicadas, todo se junta y nos dejamos llevar por la marea dramática, acabando en un pozo sin fondo del que debemos salir.

Mantenernos con una actitud optimista puede depender en gran parte de cómo queramos proyectar los problemas. Plantearnos las adversidades como nuevos retos a superar, sin duda será la mejor terapia que podamos llevar a cabo para mantener nuestro cerebro sano.

Centrándonos en el plano laboral, hay diversas soluciones que podemos poner en práctica nosotros mismos:

  • Aprende a resistir: no te rindas a la primera de cambio. Aun cuando veas las cosas tan negras que saldrías corriendo, tú sabes que todavía puedes aguantar un poco más. Entrena tu mente y haz deporte, la actividad física siempre te hará volver a ver las cosas con perspectiva.
  • Piensa en soluciones y cuanto más creativas sean, más disfrutarás diseñándolas. Aprende siempre de toda experiencia, situación, por absurda que sea. Y aunque esas soluciones no sean bien recibidas, pelea porque te escuchen.
  • Céntrate en lo que puedes controlar: analiza los problemas, míralos desde varios escenarios y enfréntalos siempre con lógica y sentido común.
  • Cambia lo que no te gusta: esta es tan fácil como difícil, porque el primer ejercicio es saber lo que nos gusta, a partir de aquí, los siguientes pasos serán un vals.
  • Cree en ti mismo y en tu capacidad, en tus posibilidades y en tus habilidades, solo tú sabes dónde está el límite. Ponte un horizonte y a por él.
  • Eres tú quien diseñas tu propia vida, porque si no lo haces tú, ¿quién esperas que lo haga? Puedes escuchar consejos, personas hablándote de éxitos, vídeos motivacionales que te llegan a sacar la lágrima, pero eres tú quien al final escoge su camino. Mira el objetivo de frente y sobre todo disfruta de la trayectoria.

Claro que, todo esto es muy sencillo de contar y plasmar en unas líneas, lo realmente alucinante es ponerlo en marcha, trabajarlo día a día y ver como los frutos van llegando. Porque aunque las soluciones que presentes no solventen el problema principal para el que estaban planteadas, piensa que son soluciones para el futuro, soluciones que son experiencias que te van a servir para la próxima vez que ocurra, que te hacen madurar y ver la vida con el vaso medio lleno.

¿Qué sucede con las emociones?
Cuando vivimos situaciones negativas, tendemos a fijarnos más a menudo en la felicidad del de enfrente. ¿Por qué él y yo no? La envidia es una de las manifestaciones más comunes, y a pesar de su mala fama, podemos invertirla si sabemos gestionarla.

¿Cómo se genera? A menudo cuando nos comparamos con otras personas que han conseguido un ascenso laboral y empiezan a cosechar éxitos, sentimos un malestar ante la creencia de considerarnos menos que la otra persona, de no estar consiguiendo nuestros sueños. No busques defectos en el otro, porque esto te llenará de amargura, y sobre todo no te enganches a la envidia.

  • Para volver la envidia motivación, identifícala y acéptala, así evitaremos que la emoción se bloquee.
  • Analiza qué es lo que te hace sentir envidia y qué debes hacer para alcanzar tus deseos, así te conocerás mejor a ti mismo y podrás mejorar como profesional y como persona.
  • Para terminar, pasa a la acción: por un lado, deja de atacar a la persona ajena y celebra su éxito, te hará sentir mejor y menos víctima. Conseguirás mayor confianza en ti mismo, no vivas la vida de los demás, no estés pendiente de esa persona, porque tu circunstancia no es la misma que la de la otra persona. Cambia el enfoque y aprende.

Trabajar la mente es cuestión de práctica, tener de cerca ejemplos de personas que vencen las adversidades siempres es motivador e inspirador, historias desagarradoras como esta de Irene Villa en Womenalia Inspiration Day:

Sigues inspirándote y motivándote con:

- Aléjate de las personas que tratan de menospreciar tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero los verdaderamente grandes te hacen sentir que tú también puedes ser grande. (Mark Twain).

- Hay dos modos de afrontar las dificultades: cambias las dificultades o te cambias a ti para hacerles frente. (Phyllis Battome)

- Los retos de la vida no están ahí para paralizarte, sino para ayudarte a descubrir quién eres. (Bernice Johnson Reagon)

- No pienses en los fracasos de hoy, sino en el éxito que puede llegar mañana. Te has propuesto una tarea difícil, pero tendrás éxito si perseveras, y encontrarás dicha en la superación de obstáculos. (Helen Keller)

- La vida es una desafiante aventura o nada en absoluto. La seguridad es principalmente una superstición. No existe en la naturaleza. (Helen Keller)

- Los golpes de la vida no pueden acabar con una persona cuyo espíritu se calienta con el fuego del entusiasmo. (Norman Vincent Peale)


Si te ha interesado este contenido, te recomendamos:


 dgarcia Womenalia bioPost escrito por Desireé García, Web Content Manager & Social Media en Womenalia. Síguela en Twitter y Linkedin

Publicidad
Publicidad