NEXT_POST

La importancia de ser

Patricia Gomez Alvarez Curiosidades Feminas
31 Mar 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Para empezar mi post una frase "sé tu misma". Algo tan sencillo pero tan arriesgado.

Actualmente nos movemos en una sociedad que nos satura de información, que puede ser positiva o confundirnos o bien llevarnos a adoptar una imagen o una actitud que no corresponde con nuestra verdadera forma de ser. Sólo por encajar dentro de un patrón establecido.

Esta sociedad tan desarrollada en algunos aspectos, nos obliga a olvidarnos de otros más básicos pero no menos importanes, como nuestra personalidad y nuestro derecho a ser quien realmente queremos ser.

Ese ser pequeñito que llevamos escondido en nuestros sueños y que nos acompaña en nuestros momentos tranquilos mientras nos relajamos y disfrutamos de un momento de privacidad.

Y ¿si lo dejasemos escapar? ¿que pasaría si liberásemos ese yo pequeñito y le permitiésemos actuar libremente? Eso solo lo sabremos si nos libramos de las cadenas que nos obligan a seguir patrones establecidos, que no nos pertenezcan y, que anulen nuestra personalidad. Posiblemente disfrutaríamos más actuando isntintivamente. Dejaríamos fluir nuestras habilidades y seríamos más felices permitiéndonos ser lo que realmente somos.

Un ser que no está a gusto consigo mismo poco puede hacer por desarrollar su trabajo de forma correcta. Independientemente de si se es un prestigioso médico, un eficiente operario o una tranquila ama de casa.

Ojo! Que no todo aquel que camina por la calle esta frustrado ni todo aquel que está en el podio desearía no estar allí.

Pero, ¿podemos actuar libremente sin seguir esos patrones establecidos para encajar en esta sociedad? ¿ Esta la sociedad preparada para dar cobijo a toda esta variedad de personalidades?

Por supuesto que sí.

De nosotros depende el significado que le demos a esta información y nosotros somos responsables de aquello que trasmitimos. 

Ser tú mismo significa fluir libremente descubriendo y enseñando.

Cambia de look, deja aquello que tanto te disgusta para hacer lo que realmente quieres, sal del armario, vuelve a entrar y equivócate sin herir a nadie, prueba esos placeres de la vida que están etiquetados como prohibidos. 

El aire corre donde las paredes no impiden su paso y el viento fresco lleva consigo ideas nuevas. No construyamos paredes que impidan nuestro paso. Hagamos parte de un mundo más fresco.

Publicidad
Publicidad