PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La importancia de la edad

Patricia Gomez Alvarez Curiosidades Feminas
2 Aug 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¿Que si la edad importa? por supuesto. Para depende, que cosas es relevante. No debemos pretender que una persona de 80 años pueda romper el  record en una maratón. O que una de 20 compita en experiencia con sus mayores. Aunque siempre está la excepción que rompe la regla, afortunadamente.

Lo que no es posible es que sigamos pensando que estamos limitados por la edad. La edad es solo el  tiempo transcurrido en nuestro haber.  No es una constante que nos obliga a actuar de una manera determinada. Actuamos en consecuencia a nuestra educación, cultura, etc., y demás factores que han influenciado en nuestra forma de ser y hacer, a lo largo de nuestra vida.

En varias ocasiones he tenido que escuchar como las personas se impedían e impedían a otras a  hacer algo, basándose en los prejuicios y las creencias aprendidas que nos decían que para todo hay una edad. Pero toda edad tiene su congruencia.  

Un ejemplo de los tanto que he escuchado, es el siguiente. ¡Después de los cuarenta no puedes ser madre! Quien lo diría, cuando hace más de cien años atrás, la esperanza de vida ni siquiera llegaba a los 40, dependiendo de las condiciones en las que se encontraba el individuo.

El mundo no solo ha evolucionado tecnológicamente, también ha evolucionado en otros aspectos, la esperanza de vida es mayor, lo mismo que la calidad sino seguimos ignorando nuestros deberes y derechos, y las personas  somos más consientes del propio potencial  ignorando los criterios ajenos que se  empeñan  en clasificarnos según su propio juicio.

Sin quitar el merito a los profesionales que cuentan con los conocimientos  necesarios para brindarnos su ayuda.  Nadie conoce tanto nuestras capacidades como nosotros mimos.

Los prejuicios de la edad no son más que un condicionante arcaico que limitaba a las personas. Debemos reconocer a la edad la experiencia, el conocimiento adquirido con las vivencias, las metas alcanzadas, el descaro y la seguridad  de haber superado cualquier tipo de vicisitud.

A partir de cualquier edad o momento, lo que tenemos por delante se llama oportunidad.

Publicidad
Begoña Serra

Begoña Serra

CE0, BEGOÑA SERRA

Muy acertado Patricia, la edad es solo un número que no nos debe condicionar.
Publicidad