PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Ir a contracorriente

Patricia Gomez Alvarez Curiosidades Feminas
15 Feb 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Ir a contracorriente no es un acto de rebeldía. Es tener unos valores diferentes a la norma general y luchar por ellos. Ir a contracorriente es hacer lo que nos dicta el corazón aunque la razón intente detenernos.

Aunque en ocasiones parezca que estamos luchando contra el mundo. Puede ser el mundo quien pone a prueba nuestro coraje a la hora de hacer valer nuestros principios. Esos que hablan de nosotros, los que hacen posible que vivamos en armonía interna y en concordancia con el mundo exterior. Cuando actuamos libremente, siendo auténticos. No tenemos la necesidad de improvisar, ni de fingir para adaptarnos a un lugar que no nos corresponde.

Lo contrario de ir a contracorriente es seguir el camino que nos trazan sin darnos la oportunidad de cuestionarlo, actuando de forma autómata, en ocasiones haciendo cosas que están en contra de nuestra forma de pensar o de ser. Algo que con el paso del tiempo puede hacernos sentir vacíos, frustrados. Solos en un mundo saturado.

También podemos ir en la misma corriente que los demás pero con nuestros propios principios, quizá con el tiempo terminemos por cansarnos y nos vayamos con aquellos afines a nosotros. Porque por supuesto no estamos solos. En un mundo tan diverso y complejo, las formas de pensar y actuar son inmensas.

¿Que en ocasiones cueste ir en contra de los demás? Por supuesto. Pero seguramente resulte más difícil traicionar nuestros propios valores, intentando callar nuestra voz interior. Ocultando nuestras inquietudes, nuestras creencias.

Actuar de acuerdo a nuestra naturaleza, nos permite ser libres. Sabiendo que las personas que te están a nuestro alrededor así lo reconocen y lo respetan.

No es un acto de rebeldía, pero sí de seguridad. Que nos empujará a alcanzar nuestros objetivos sin temor a los obstáculos. Los miedos no tienen cabida cuando sabemos lo que queremos y porque lo queremos.

Ir a contracorriente no es otra cosa que ir a nuestra propia corriente, no a la de los demás.

Publicidad
Publicidad