PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Seguimos preparando nuestros números para las vacaciones

Cristina Alonso Cristina en positivo
18 Aug 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1407-cp-preparando-vacacionesEn el post anterior ¿Te vas de vacaciones? Que tus números no se quemen, hicimos una primera incursión para determinar cómo debemos dejar nuestros números cuando queremos descansar y desconectar unos días sin tener sobresaltos.

Comentamos también que había varias cuestiones fundamentales a tener en cuenta que agrupábamos bajo tres epígrafes. Y nos centramos en el primero: Hacer una relación o detallar todos aquellos cargos que pudieran llegar a nuestra cuenta.

Llegados a este punto me gustaría hacer hincapié en que para toda empresa en positivo que se precie son importantes dos cuestiones:

• Todos estos datos que estamos ordenando, deberían desprenderse fácilmente de la herramienta de tesorería que manejemos. Así no nos costará nada organizarlos y priorizarlos y serán mucho más fiables.

• Esta estructuración "prevacacional" de tesorería deberá realizarse con la antelación suficiente.

Hoy vamos a ver el segundo y tercer paso.

• Otros aspectos que hay que verificar.

• En qué sentido deberíamos actuar.

Verificar

Una vez que tengamos listado todo lo anterior deberemos realizar dos verificaciones igualmente importantes.

Verificar todos los pagos no domiciliados que nos correspondiese hacer. Es decir, los pagos que no estaban contemplados en el punto de detalle que vimos en el post anterior, pero que nos hemos comprometido a realizar.

• Después de ello habremos de verificar que disponemos del saldo suficiente en cuentas corrientes y de crédito para atender al pago de los importes domiciliados y no domiciliados. Comprobando además que disponemos de él tanto en las entidades* como en las cuentas* en que se han procedido a realizar las domiciliaciones o a través de las cuales vamos a proceder a la realización de los pagos.

*Esta puntualización es importante porque podemos tener saldo de sobra en una cuenta e insuficiente en otra, incluso dentro de una misma entidad. Y es que, aunque la entidad en cuestión sea tan amable de atendernos el pago, las comisiones por el descubierto que vamos a originar suelen ser muy altas.

Acciones

Como somos una empresa en positivo, tanto si vamos a irnos de vacaciones como en cualquier otro momento del año, si, en algún caso, vamos a retrasarnos en atender algún pago con respecto a la fecha prevista, avisaremos o negociaremos anticipadamente con nuestro proveedor, para no dejarle a él en una mala posición.

Distinguimos diferentes acciones en función de los escenarios:

• Si sólo tenemos saldo para hacer frente a los pagos después de que tengan lugar los cobros pendientes. Lo ideal sería tener ese saldo ya. Pero puede ocurrir que tengamos previsto tenerlo con unos cobros que están pendientes. Si este es el caso deberemos revisar también con cierta antelación lo siguiente:

o Pagarés recibidos cuando hemos decidido no descontarlos y esperar hasta su vencimiento si vencen esos días. El objetivo es dejar previsto quién los presentará al cobro esos días que no estamos. Por cierto, no nos olvidemos de dejarlos firmados.
o Dejar ingresados los cheques de clientes que pudiéramos tener.
o Cobros domiciliados pendientes para esos días.
o Cobros que tengamos previstos recibir vía transferencia en esos días, sobre todo si no son periódicos. En este caso es importante corroborar con nuestros clientes que en sus previsiones de pago han incluido esta cantidad que esperamos recibir.

Es decir, en este supuesto deberemos estar pendiente de la recepción adecuada de los cobros para que podamos proceder a atender a los pagos.

• Si tenemos saldo pero no en las entidades y/o en las cuentas en las que tenemos previsto lleguen los cargos. En este caso sería conveniente que antes de desconectar, realizásemos los traspasos que sean necesarios entre nuestras cuentas, de forma que consigamos situarnos en el supuesto siguiente.

• Si tenemos saldo en las entidades y cuentas que correspondan. En este escenario, aparte de nuestra operativa habitual, sólo tendremos que dejar preparadas las transferencias que tengamos que realizar de aquellos pagos no domiciliados. Aquí podemos elegir si las realizamos antes de marcharnos o si las dejamos preparadas y, aprovechándonos de las ventajas de las nuevas tecnologías, las confirmamos desde la playa el día que correspondan.

Y hablando de todo un poco, yo también me tomo unos días de descanso. Volvemos el día uno de septiembre con nuestros números.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad