PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Ratios para qué os quiero

Cristina Alonso Cristina en positivo
5 May 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Esta semana tengo el privilegio de  impartir un curso de ratios con los amigos de Conkistadores y el título de mi presentación es el que encabeza este post.

Contestando a la pregunta planteada en el citado título las ratios son un instrumento, una herramienta más para que emprendedoras y empresarias podamos tenerle tomada la medida a nuestro negocio. Para que sepamos por dónde vamos.

Siempre me imagino al gato de Cheshire de Alicia en el País de las Maravillas contestándole a Alicia aquello de “Si no sabes a dónde vas, da igual el camino que elijas.”

Pues bien,  l@s empresari@s y emprendedoras y emprendedores tenemos la obligación de saber hacia dónde vamos y dónde estamos en todo momento. Para ello, las ratios son un buen aliado.

Definiendo ratios

Podemos encontrar múltiples definiciones. Una de las que más me gusta es la siguiente, porque, aunque técnica ya habla de utilidad.

Son coeficientes o razones…. permiten analizar el estado actual o pasado de una organización, en función a niveles óptimos definidos para ella. (Wikipedia)

Es decir, se trata de una división.

- "Ventas de la empresa / número de empleados" de la empresa, por ejemplo.

El resultado de esta división puede venir expresado en porcentajes o en número de veces.

Y es que uno de los objetivos fundamentales de los ratios es ayudarnos a evaluar la evolución de nuestro negocio, ya sea comparándolo con la media del sector, por ejemplo, o con otros negocios similares. Ya sea comparándolo con él mismo en otros periodos.

- De la primera comparativa extraemos información importante que nos permite calcular dónde nos posicionamos dentro del mercado y que nos puede servir para marcarnos objetivos.

- La segunda comparativa nos lleva si tenemos ya unos objetivos previos a ver el grado de consecución de los mismos cada periodo y nos puede servir de acicate para corregir el rumbo.

Desmontando esquemas

- No por muchas ratios se hace un mejor análisis. De hecho hay que escoger las que son más relevantes a la hora de aportar información sobre nuestro negocio.

- Terminología dispar: encontraremos la misma ratio con distinto nombre y ratios diferentes que se llaman igual. Por ello debemos fijarnos en el numerador y en el denominador

- Las ratios nos van a dar una información tan exacta como lo sea la contabilidad o la fuente de la que provengan.

- Una sola ratio no es indicativa y, en cualquier caso, la información procedente de las ratios debe ser complementada con otra información y un análisis más exhaustivo de los Estados Financieros de la empresa. Por lo menos del Balance de Situación y la Cuenta de Resultados.

- Los valores óptimos de las ratios son matizables siempre. Es decir, que el valor de una ratio nunca es intrínsecamente bueno o malo. Puede depender del tipo de empresa, de su estructura…

Publicidad
Publicidad