PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Nuevos instrumentos de financiación nacidos para quedarse

Cristina Alonso Cristina en positivo
4 May 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Las pymes y micropymes nos movemos en el siguiente entorno bancario actualmente.

  • Los tipos a los que se nos remuneran los ahorros son prácticamente de chiste (llegar a un 1%, es complejo)
  • En cambio, cuando se nos presta y no se trata de un préstamo hipotecario, se nos piden diferenciales sobre el Euribor desde 6 y hasta de 13 puntos.

En un mundo en continua evolución, globalizado y conectado y con este caldo de cultivo bancario, era lógico esperar la aparición de nuevas formas de financiación e inversión, según el caso, para las pymes. Estas nuevas formas de financiación sustituyen, o al menos, complementan, a las que tradicionalmente eran ofertadas por las entidades bancarias y lo están haciendo con tanta rapidez que no nos ha dado tiempo ni a traducir su nombre.

Como todo lo nuevo, a veces nos genera temor. Pero, como suele pasar también, en cuanto se les puede "hablar de tú a tú", se les pierde el miedo. Así que, vamos a conocerlas un poco.

Comencemos hablando de "los Crowd". Bajo esta denominación se aglutinan básicamente cuatro formas de financiación que tienen en común que se basan en una multitud, gente, audiencia o colectivo: en la "crowd". Es decir, se trata de formas de financiación en las que, en vez de un solo prestamista, existe una multitud de ellos que aúna sus esfuerzos para conseguir el objetivo.

Nos referimos a los tres tipos de Crowdfunding (financiación multitudinaria o colectiva) y al Crowdlending (préstamo colectivo).

Todos ellos tienen en común varias cuestiones:

  • Tecnología: se crean en torno a una plataforma tecnológica que es la que permite la captación de los fondos. Se suele plantear la necesidad de fondos existente y el plazo en el cual debería conseguirse.
  • Internet y redes sociales: Esta plataforma es pública y se accede a ella a través de internet. Generalmente se utilizan las redes para conseguir adeptos.
  • Globalización: cualquier persona, en cualquier parte del mundo puede contribuir a este proyecto.

Crowdfunding

Distinguimos varios tipos

  • Crowdfunding de donación: este sistema se suele utilizar para causas sociales o para los inicios de negocios para los que claramente se carece de recursos.Las personas que dejan los fondos en este caso, no reciben nada tangible a cambio: Las gracias y el placer de haber contribuido a la fundación de una empresa o de haber contribuido a una causa concreta. Un certificado de participación a lo sumo.
  • Crowdfunding de recompensa: en este tipo de crowdfunding las personas que dejan el dinero reciben a cambio una "recompensa" que puede ser desde un artículo publicitario o de merchandising, hasta una cierta cantidad del producto o servicio que va a generar la empresa a cuya financiación has contribuido económicamente.
  • Crowdfunding por participaciones o equity crowdfunding: en estos supuestos la aportación monetaria que suponen la financiación se realiza como contraprestación de la compra de acciones (si la sociedad a la que se le proporcinan los fondos es una sociedad anónima) o participaciones (si la sociedad a la que se le proporcinan los fondos una sociedad limitada).

La participación en este tercer tipo de crowdfunding está siendo regulada por ley estableciendo ciertas limitaciones a las posibilidades de invertir en esta serie de proyectos en función de que se considere o no al inversor como inversor acreditado.

Crowdlending

Para algunos es el cuarto tipo de crowdfunding. Esta forma de financiación ha adquirido entidad propia en los últimos años y no debemos olvidar que se trata de un tipo de préstamos, por lo que suele ser común la exigencia de una serie de garantías que avalen la recuperación de las cantidades prestadas. A grandes rasgos funciona de la siguiente forma:

  • Una empresa tiene unas necesidades de financiación. En la mayoría de las plataformas es necesario que se tenga forma societaria y una antigüedad mínima de dos años.
  • Envía su documentación fiscal y contable a alguna de las plataformas existentes con una exposición y argumentación de sus necesidades de financiación, para que el comité de la plataforma la examine.
  • Aprobada y evaluada la solicitud se le da una clasificación en función del riesgo de devolución que exista.
  • Si el solicitante está de acuerdo se procede a incluir en la plataforma como opción de inversión.
  • En algunas plataformas el principal del préstamo solicitado se alcanza mediante subasta. Esta forma permite obtener a la pyme los mejores tipos de interés que se oferten.
  • Los gastos que conlleva esta operación vienen dados básicamente por los intereses que cobran los inversores (del 4% al 15%) y la tarifa que cobra la plataforma por sus servicios (entre el 1% y el 3%). Como en todo instrumento de financiación hay que vigilar la TAE de la operación.
  • Por su parte, el que presta el dinero obtiene una remuneración bastante por encima del 1% aunque naturalmente no exenta de riesgo.

En las próximas semanas veremos otras opciones de financiación. 

Publicidad
Publicidad