PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Nombre aquí, nombre allá, regístralo, regístrate

Cristina Alonso Cristina en positivo
12 May 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1405-cp-registralo-registrateEn este punto nos hemos decidido ya por la forma jurídica que va a tener nuestra empresa o negocio y ahora comenzamos a darle vueltas al nombre.

Como estarás comprobando, la aproximación inicial al mundo empresarial está constituida por un largo camino de elecciones. ¿Pensabas que eran tantas? Te puedo prometer que luego "mejora": Serán más y no sólo te afectarán a ti. Pero esto es parte de la emoción.

Como te comentaba, es posible que estés barajando dos o tres nombres para tu empresa. Yo suelo ser partidaria de que te dejes aconsejar por un buen profesional. Ya sea desde el naming hasta la imagen, o, si tienes muy claro el nombre, recurre a uno que te pueda ayudar a diseñar tu imagen de empresa: logo, tipografía, cartelería, papelería, web, pie de los correos electrónicos, tarjetas de visita, cartelones, presentaciones...

Indiscutiblemente la elección del nombre es un paso importante. Y es que las empresas tienen muchos nombres. Vamos a centrarnos en tres de los principales, dominio, marca y nombre fiscal, para ver qué puede costar su consecución. Utilizaremos dos ejemplos para visualizar a qué nos referimos en cada caso.

1.-El nombre de tu dominio

Se trata de tu www.womenalia.com, o tu www.empresasenpositivo.com. Existen múltiples empresas en las que puedes "alquilar" el nombre de tu dominio por un año a un precio que ronda los 15 euros. Si el dominio está libre es más probable que no exista una marca o nombre comercial registrado con esa misma denominación.

Adicionalmente puedes alquilar un servicio de cuentas de correo, utilizando este dominio por un precio aproximado de unos 25 euros anuales con derecho a 10 cuentas de correo.

Ambas operaciones pueden realizarse telemáticamente.

2.-La marca o el nombre comercial

  • Las marcas son un signo que sirve para distinguir productos o servicios en el mercado.
  • El nombre comercial sirve para identificar una empresa y diferenciarla de otras. No confundir con el nombre fiscal, que veremos en el punto 3.

En este pdf publicado por el Gobierno de España tienes acceso a las principales cuestiones sobre Marcas y Nombres comerciales.

Aquí sería importante, como comentaba, que te ayudes de un profesional del gremio, pero también puedes solicitar tú mismo a través de un sencillo impreso el registro de marca o del nombre comercial. Esta solicitud puede realizarse también telemáticamente.

En un periodo de unos cinco o seis meses proceden a contestar aceptando o rechazando el registro. Este registro tendrá efectos desde la fecha de presentación a todos los efectos, incluida la renovación.

Este registro te faculta para el uso de la marca o el nombre comercial durante un periodo de 10 años y puede ser renovado indefinidamente. La solicitud de un registro de marca en la que se incluya el logo de la misma facilita la inscripción de la misma al dotarla de una mayor fuerza y singularidad.

Este proceso tiene un coste, IVA incluido que puede oscilar entre 250 euros (el precio de las tasas) y 1.000 euros; en función de que lo realicemos nosotros mismos o utilicemos una empresa. Consultad precios pues las tarifas, IVA incluido de las empresas que yo he consultado, oscilan entre los 150 euros y los 750 euros. A estas tarifas habría que sumarle las tasas.

3.-El nombre a efectos fiscales que utiliza la empresa

Es el que utilizamos a efectos de emisión de facturas, apertura de cuentas en el banco... Aquí distinguiremos si se trata de una persona física o jurídica. Pero en ambos casos el nombre puede ser utilizado indefinidamente hasta su desaparición.

  • Persona jurídica: es decir, que finalmente optamos por una forma jurídica societaria. En este caso el nombre será aquel que se haya utilizado para la denominación de la sociedad. La elección de este nombre debe ser refrendada por el Registro Mercantil Central quien habrá de emitir un informe favorable para la utilización del mismo. Es decir un informe en el que acredite que no existe ninguna otra empresa con esa denominación social.

Womenalia Network, SL, por ejemplo.

  • La solicitud de denominación social puede realizarse telemáticamente y su coste se inicia en los 16-17 euros. Puede llegar a costar más en función de las veces que tengamos que solicitar un nombre si no damos con alguno que no esté siendo utilizado.

Es importante seguir las indicaciones que se dan en su página web para la solicitud de denominaciones sociales ya que nos ahorrará tiempo y dinero.

  • Si finalmente decidimos realizar nuestra actividad profesional como persona física, como es mi caso en la actualidad, el nombre fiscal coincide con el de la persona física. En el caso de Empresas en Positivo, sería Cristina Alonso.

En este supuesto este coste sería la tasa que pagasen tus padres o tutores por inscribirte en el registro cuando naciste.

Lo ideal es que los tres nombres tengan la mayor coincidencia posible. El caso de Womenalia es un claro ejemplo.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad