PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La declaración de la renta a "boli" es cosa del pasado

Cristina Alonso Cristina en positivo
31 Mar 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1403-cp-declaraciones-de-renta-a-boligrafo-son-pasadoEl próximo día 1 de abril se inicia en España la "campaña de la renta 2013". Se trata de una declaración que hemos de realizar un gran número de españoles afectando tanto a aquellos que somos empresarios como a los que no lo son. El IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, grava los ingresos obtenidos por las personas físicas, mientras que el IS, Impuesto sobre Sociedades, grava los ingresos de las personas jurídicas, de las sociedades.

Si eres empresario y adoptas la forma jurídica de Empresario individual o perteneces a una Comunidad de Bienes o a una Sociedad Civil, los beneficios de tu actividad empresarial tributarán a través del IRPF. En su totalidad si eres empresario individual o en función del porcentaje de participación, si eres comunero o miembro de una sociedad civil.

Forma de Presentación

Este año, entre otras novedades, la Agencia Tributaria ha prohibido la entrega de declaraciones cumplimentadas a bolígrafo.

Y aunque esto sea un paso lógico, no puedo evitar el hecho de sentirme un poco nostálgica y acordarme de mi padre, que en estas fechas, todos los años, rellenaba con su estupenda caligrafía, cientos de casillas de estos impresos. Todavía me parece verlo, entre carpetas y facturas con su maravillosa "sumadora"*.

*Para los que no conocieron a "naranjito" la sumadora fue un genial invento, anterior a las hojas de cálculo, muy apreciado por los contables y que ofrecía la innegable ventaja frente a las calculadoras de permitirte dejar constancia en un ticket de las cantidades que ibas sumando o con las que realizabas cualquier otra operación. Así, cuando finalizabas las sumas, "punteabas" o comprobabas sobre el ticket, que las cantidades que habías tecleado eran las correctas.

Esto supone que a partir de este año desaparece el impreso "rellenable" y "autocalcable", pudiendo presentar la declaración de alguna de las siguientes formas:

  • Mediante la cita previa. Recordemos que para acceder a este servicio ha de realizarse una solicitud telefónica del mismo y acudir con toda la documentación.
  • Descargándonos el modelo PADRE, cumplimentándolo y generando un pdf que entregamos en mano en la AEAT o en el Banco, según el resultado del mismo.
  • Telemáticamente. Desde el sillón de tu casa, con un cafetito entre las manos.

Borrador

El concepto de borrador de la declaración también ha variado:
• Siglo XX: fotocopia del impreso de la declaración que se usaba como papel en sucio, con tachones y enmiendas. (Mi padre procedía después a grapar el ticket de la sumadora junto a lo que era su "borrador" de la declaración, por si hubiera que revisarlo en algún momento.)
• Siglo XXI: declaración provisional cumplimentada por la AEAT con los datos que ya obran en su poder y que pretende facilitar la labor del contribuyente. Se trata de que el contribuyente sólo tenga que confirmar la pertinencia de esos datos.
Este punto es muy importante ya que supone que el borrador puede no ser correcto y los contribuyentes seremos los responsables caso de confirmarlo y ser inexacto.

El borrador puede ser solicitado:

  • A través de la declaración presentada el pasado año. Bien porque se marcara la casilla, bien porque se confirmara el borrador. En los supuestos en los que cabe la declaración conjunta, es posible que se haya solicitado o la opción más favorable para el contribuyente o la opción individualizada en cualquier caso.
  • Por teléfono, desde el 1 de abril al 30 de junio: 901 121 224 (disponible 24 horas, los 7 días de la semana durante este periodo) y 901 200 345 (disponible de nueve a nueve, de lunes a viernes durante este periodo). Para ello es necesario aportar tu NIF y el de tu cónyuge, si es el caso, así como el dato de la casilla 620 de la declaración del año anterior.
  • Por internet, desde el 1 de abril al 30 de junio, en la página de la AEAT.
  • Presencialmente, desde el 1 de abril al 30 de junio, en cualquiera de las oficinas de la AEAT.

Una vez que ha sido solicitado, la AEAT y en función del sistema seleccionado, o nos lo remitirá por correo postal, o nos comunicará cuándo lo tiene confeccionado si estamos suscritos a algún sistema de alertas o notificaciones electrónicas, o, en cualquier caso, podremos entrar en su página y descargárnoslo aportando el número de referencia que ellos nos proveen, o a través del Certificado Electrónico o el PIN 24 horas.

Lo cierto es que, echando la vista atrás, la evolución tecnológica de la AEAT en los últimos ocho o nueve años en España, ha sido absolutamente increíble, habiendo dotado de una mayor comodidad y control al contribuyente. A través de la Sede Electrónica de la AEAT, teniendo el Certificado Electrónico, puedes cumplir con tus obligaciones fiscales el domingo desde tu casa. De igual forma, puedes obtener en cualquier momento información sobre impuestos ya entregados, situación censal, modelos en los que estás dado de alta...

En cualquier caso, no olvides cotejar los datos de tu borrador con los tuyos propios y proceder a modificarlo si fuera preciso. Ten en cuenta, además que para algunos supuestos el plazo de presentación finalizará el día 25 de junio y no el 30.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad