Post
anterior
Siguiente
Post

Gracias a mi equipo en positivo

Cristina Alonso Cristina en positivo
6 Jul. 2015 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Hoy pretendo inaugurar una serie de post que hablarán menos de números y más de otras cosas que importan dentro de una empresa en positivo. Conociéndome, sé que algún número se me escapará. Pero la idea es escribir post más ligeritos, que se lean más fácilmente con este calor estival.

Hace dos años, y unos días ya, el 17 de Junio de 2013, nació "Empresas en positivo". Tuve la loca idea de fundar una empresa convirtiendo en modo de ganarme la vida aquello que me apasiona, sobre lo que tengo más de 20 años de experiencia y que se me da bien: los números de las empresas, balances, presupuestos, previsiones, análisis...

  • La idea de negocio: Ofrecer servicios de contabilidad y análisis de balances, de control de tesorería, seguimiento de presupuesto...En definitiva, ofrecer servicios de dirección financiera externa y part time. Un servicio B2B (business to business, de empresa a empresa) que se puede contratar por horas.
  • El motivo: La mayoría de las micropymes (el 53% de las empresas en España, según datos de la Seguridad Social de 31 de marzo de 2015) no pueden, ni necesitan contratar un director financiero a tiempo completo.
  • El entorno: cada vez más global y competitivo, exigiendo a l@s pymesari@s una mayor preparación específica en cada una de las áreas de la empresa.
  • La solución: Externalización de los servicios de dirección financiera las horas que precise tu empresa.

Mi último trabajo había sido en una pyme que tenía cierta estructura organizativa y yo estaba acostumbrada a trabajar contando con un equipo. Un equipo estupendo, por cierto.

Ahora, de repente, estaba yo sola. Yo era la responsable de marketing, la de ventas, la de producción, la del departamento financiero, la de calidad, la de compras...

Me gusta trabajar con más gente, soy una convencida de que me enriquece, de que aprendo más cuando es así y de que el servicio que puedo ofrecer es mejor también cuando esto ocurre. Por eso, desde el principio, una de mis prioridades fue tener un equipo, como no, en positivo. Y era y es prioritario frente a una mejor ubicación, por ejemplo.

No os voy a engañar. El camino estos dos años está siendo duro; mucho trabajo, mucho que sembrar...Pero también ha sido (y sigue siendo) un periodo de retos, de sentirnos orgullosas al ir alcanzando pequeños hitos en el camino, de risas...

A día de hoy mi pequeño equipo se va conformando, ya somos cuatro y nuestra micropyme ha cumplido dos años.

Y todo ello no hubiera sido posible sin las personas que conforman actualmente el equipo y de las que formaron parte de él en algún momento. Todo ello no hubiera sido posible sin la confianza de nuestros clientes. Todo ello no hubiera sido posible sin la mano que nos echaron muchos de nuestros proveedores y amigos. Todo ello no hubiera sido posible sin el apoyo incondicional de mi familia.

Si estás leyendo este post, es probable que estés en alguna de esas categorías o en varias. Por eso quiero darte las gracias. ¡Gracias!

También me gustaría dar unas especiales gracias a Paola, Montse y Mar. Por haber hecho posible estos dos años. ¡Gracias chicas!

Para mí, vuestro compromiso con este proyecto "positivo" es de lo más gratificante.

  • Gracias Paola, por detalles tales como tener tan implicada en nuestra organización a tu familia, que no dudan ni un segundo en hacernos un regalo como el de la foto con motivo de nuestro segundo aniversario.
  • Gracias Montse, por escribir mensajes como:"Hoy hace un año empecé a formar parte de una gran aventura. Simplemente, GRACIAS"
  • Gracias Mar, porque después de todos los años que compartimos en otras empresas, no dudaste en sumarte a este carro.

Gracias por vuestra dedicación y esfuerzo. Gracias por querer formar parte de mi sueño y hacerlo vuestro. Gracias por mostrarme una nueva dimensión de la palabra "equipo en positivo"

Por eso si estás conformando tu equipo, no creas que es una cuestión baladí. Rodéate de gente profesional, que te complemente, con la que tengas "buen rollo", con la que te rías. Gente que sepa arrebatarte una sonrisa. El camino es duro y, como dice María Gómez del Pozuelo, hay que divertirse en el trayecto. Si tienes buenos compañeros de viaje, resulta mucho más sencillo.

Publicidad
Publicidad