PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Factoring y confirming, ventajas e inconvenientes

Cristina Alonso Cristina en positivo
8 Jun 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Y llegó el momento "ING". Y no, no nos estamos refiriendo a ninguna entidad bancaria, sino a dos sistemas de cobro y pago que a su vez pueden ser utilizados como instrumentos de financiación a corto plazo. Se trata del Factoring y del Confirming.

Si recordáis, algo parecido le pasaba al pagaré que, siendo un instrumento de pago, también lo es de financiación.

Factoring

Mediante el factoring las empresas ceden sus derechos de cobro a una entidad bancaria o similar. Esta entidad se denomina "Factor".

Es decir, supone que la entidad bancaria o factor, será la encargada de cobrar ese crédito a nuestros clientes en los plazos y en la forma que hubiéramos pactado con ellos.

Existen dos modalidades básicas:

  • Factoring con recurso: es una mera gestión de cobros y si el cliente no pagase a la entidad bancaria, seríamos nosotros los que tendríamos que hacer las oportunas gestiones de "recobro".
  • Factoring sin recurso: en este caso se ceden todos los derechos inherentes al crédito comercial, asumiendo la entidad o factor el riesgo de insolvencia de nuestro cliente.

Así perfilado es sólo un medio de cobro, pero es que el factoring, además, admite la posibilidad de que la entidad o factor nos anticipe el crédito que va a cobrar.

FUNCIONAMIENTO

A grandes rasgos esta figura funciona de la siguiente forma.

  • Nosotros le presentamos a la entidad o factor nuestra cartera de clientes.
  • El factor realiza un análisis de la misma en función de varios parámetros.
  • Como fruto de este análisis le asignará un índice de solvencia a cada uno de nuestros clientes.
  • Después nos hará una propuesta en la que establecerá aquellos clientes de los que está dispuesto a comprarnos su crédito. También establecerá el volumen mínimo de cesión y la comisión que hay que pagarle. Es decir, no va a quedarse con toda nuestra cartera de clientes para realizar la gestión de cobro, sino sólo con los que sean solventes. Además se suele exigir exclusividad. Que todos los créditos con ese cliente le sean cedidos al factor.
  • Si aceptamos la propuesta del factor, deberemos poner en conocimiento de nuestros clientes la existencia de esta cesión de crédito y el hecho de que ahora deben pagar al factor en vez de a nosotros.

GASTOS

  • El factor nos cargará una comisión sobre el importe de las facturas cedidas para la gestión de cobro y que puede variar en función de diversos factores. Además suele existir una comisión fija por factura cedida así como unas comisiones de estudio y apertura.
  • Si solicitamos el anticipo de los créditos cedidos, deberemos pagar además una serie de intereses por el citado anticipo.

VENTAJAS

  • Supone una solución para la gestión de cobro que permite a las empresas descargarse de esas tareas.
  • El anticipo de los créditos se puede ir solicitando en función de nuestras necesidades.
  • Puede mejorar algunos de nuestros ratios financieros (rentabilidad sobre activos, autonomía financiera, grado de endeudamiento...)

INCONVENIENTES

  • Resulta más caro que otros tipos de descuentos comerciales en caso de impago.
  • Puede transmitir una mala imagen de nuestra empresa si no lo hemos comunicado de manera adecuada a nuestros clientes.
  • El factor sólo suele quedarse con aquellos clientes con los que no hay problema y que son justamente los que menos costes de gestión de cobro nos suponen.
  • Nuestros clientes suelen tener menor posibilidad de negociación con el factor que con nosotros en orden a retrasar pagos.

Confirming

Se trata de una marca registrada por el Banco Santander en 1991. El confirming, según la definición de Banco Santander, "es un sistema integral de pagos diseñado para proporcionar un conjunto de servicios administrativos y financieros a Empresas e Instituciones y al conjunto de sus proveedores."

Al final se trata un medio de financiación a dos bandas.

  • Financia a nuestro proveedor a través de la posibilidad de adelantarle el pago sobre la fecha acordada con él. Previo pago de intereses y comisiones a la entidad por parte de nuestro proveedor, claro. (sería para nuestro proveedor una especie de factoring sin recurso)
  • Nos financia a nosotros ya que nos da la posibilidad de ampliar el plazo en el que se producirá el cargo en nuestra cuenta. Previo pago de intereses y comisiones también.

En el próximo post hablaremos de los ING a largo plazo. 

Publicidad
Publicidad