PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Es en serio: El borrador sólo es un borrador

Cristina Alonso Cristina en positivo
7 Apr 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1404-cp-el-borrador-solo-es-un-borradorEste mes de abril hemos entrado de lleno en la campaña de la renta de 2014. Esta campaña grava las rentas que han sido obtenidas durante 2013 por las personas físicas (IRPF). Como ya comentábamos en la entrada anterior, si has recibido estos días el borrador de tu declaración de la renta, revísalo. No te dispongas a confirmarlo inmediatamente sin realizar las comprobaciones pertinentes.

Hemos de tener en cuenta que la AEAT sólo puede incluir en el borrador aquello de lo que ha tenido constancia por alguna otra vía. Esto supone que existe mucha información de la que carece, como los ingresos provenientes de algunos tipos de subvenciones, ingresos por alquileres, modificaciones de la situación personal del contribuyente y otros. Al no estar incluidos en el borrador, si confirmamos sin más, podríamos encontrarnos en alguno de estos supuestos:

  • El borrador se ajusta a tu realidad.

        Entonces no pasaría nada. La confirmación es lo adecuado.

  • El borrador omite datos que hacen que tu cuota a ingresar sea mayor de la que te correspondería en realidad.

       Caso de confirmarlo es muy probable que esa cantidad que has pagado de más no te              sea devuelta a instancias de la AEAT. Vamos, que aunque posteriormente confirmase              que te has equivocado y has pagado de más, lo más probable es que no te llegue una            notificación de la AEAT* diciéndote que tienes un saldo a tu favor.

  • El borrador omite datos que hacen que tu cuota a ingresar sea menor de la que te correspondería en realidad.

Esta es la situación más complicada pues estarías declarando unas menores rentas, o unas exenciones que no te corresponden, o te estarías desgravando de algún gasto que no es deducible. Con la confirmación estás corroborando los datos del borrador y serías tan responsable como si hubieras hecho tú la declaración directamente y hubieras omitido ingresos o incrementado los gastos injustificadamente.

En este supuesto, si confirmas sin corroborar, lo más habitual es que la AEAT te envíe una declaración paralela y, además de la diferencia entre el borrador inicial y esta declaración, tengas que abonar intereses y sanción, según los casos.

*Para ser justos diremos que la AEAT si no tienes obligación de declarar y el resultado de tu liquidación es a ingresar, te envía un borrador "no confirmable", a los solos efectos informativos, para que no puedas proceder a pagar por error.

Una de las grandes novedades de este año es el envío, para abarcar y facilitar la labor a un mayor número de usuarios, del "Borrador de declaración pendiente de rectificar" en el que la AEAT ya nos advierte de que es consciente de que los datos que obran en su poder pueden ser incorrectos o estar incompletos. Este borrador no puede confirmarse directamente, sino que habrá de completarse previamente para poder proceder a su confirmación.

Modificación del borrador

En cualquier supuesto en que los datos consignados en el borrador sean incorrectos, tendremos la obligación de incluir o excluir los datos que correspondan o no correspondan, respectivamente.

Si se trata de cambiar la asignación tributaria o la cuenta corriente en la que se desea recibir la devolución, por ejemplo, puede realizarse durante el propio proceso de confirmación.

Para otros cambios habremos de utilizar la opción de Modificación del Borrador.

La modificación del borrador puede realizarse por internet, por teléfono o concertando el servicio de cita previa en alguna de las oficinas de la AEAT.

Para realizar la modificación por internet o por teléfono es necesario que tengas a mano el NIF del declarante (y el del cónyuge si la declaración es conjunta) y el número de referencia que se recibió por SMS o que aparece en el borrador. Si la modificación se realiza por internet basta con el PIN 24Horas/ o el certificado digital o el DNI electrónico y los NIF que correspondan.

Aunque el plazo de confirmación del borrador finaliza el día 30 de junio, ten en cuenta que si tu declaración es a ingresar y has decidido domiciliar el pago, el plazo se termina el 25 de junio.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad