PREVIOUS_POST
NEXT_POST

El Patrimonio Neto, ese gran desconocido

Cristina Alonso Cristina en positivo
24 Mar 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1403-blog-cp-balance-de-resultadosAl adentrarnos en el estudio del Pasivo de nuestro balance, lo primero que tenemos que dejar a un lado son las connotaciones negativas que la palabra pasivo tiene en el lenguaje ordinario. El Pasivo no es necesariamente malo, lo que pasa es que tiene mala fama.

El Pasivo, como ya vimos, nos indica cómo hemos conseguido lo que figura en el Activo. Es decir, de dónde han salido los recursos para financiar la compra del inmovilizado, de las existencias...

Así que si hemos comprado unos muebles para nuestro despacho puede ser que lo hayamos hecho con parte del dinero que ingresamos en el banco para nuestra aportación de capital, o que provenga de un préstamo a cinco años que solicitamos para tal fin.

El Pasivo lo dividimos en tres grandes bloques, ordenados según el grado e "inmediatez" de exigibilidad. Desde el Patrimonio Neto, al que también se le llama Pasivo no exigible, hasta el pasivo corriente (deuda exigible en un periodo inferior a un año).

  • Patrimonio Neto
  • Deuda a Largo Plazo
  • Pasivo Corriente

Te puede interesar...


A su vez el Patrimonio Neto se compone a grandes rasgos de Fondos Propios, Ajustes por cambio de valor y Subvenciones, donaciones y legados recibidos. Para la mayoría de las pymes los valores de Patrimonio Neto y Fondos Propios coinciden. O lo que es lo mismo, no tienen en su balance ninguna cantidad en los "ajustes por cambio de valor" o en *"subvenciones, donaciones y legados recibidos".

*Tengamos en cuenta que las subvenciones que aquí tienen cabida son aquellas que se otorgan a fondo perdido y otras similares.

Fondos Propios: se llaman así porque no existe obligación de devolverlos. Está conformado por los fondos aportados inicialmente por los accionistas al constituir la sociedad en forma de Capital Social y posteriores aumentos de capital social que se hayan podido producir. Este importe se ve minorado o aumentado por las Reservas, que son los beneficios de años anteriores no repartidos y por los Resultados del ejercicio.

Es decir, se compone de:

  • La suma del dinero que pusimos al constituir la empresa y las posibles ampliaciones de capital que hayamos hecho posteriormente y que forman el Capital social.
  • Más, los beneficios de años anteriores que no hemos repartido por imperativo legal (reservas legales), o por decisión de los socios (reservas voluntarias).
  • Más, los resultados del ejercicio en curso.

Fondos Propios: Capital social + Reservas + Resultados del ejercicio

Matemáticamente hablando, como el Activo y el Pasivo del Balance han de sumar lo mismo, el Patrimonio Neto es la diferencia entre el Activo y el Pasivo Exigible.

Imaginemos el Balance de una empresa con los siguientes valores: su Activo no Corriente tiene un valor de 80.000 euros y su activo corriente un valor de 70.000 euros. El valor total del activo sería 150.000.

El valor del Patrimonio Neto sería de 70.000 euros. La Deuda a Largo Plazo, 20.000 y el Pasivo corriente de 60.000 euros.

Gráficamente su representación sería la siguiente:

1403-blog-cp-balance-de-resultados-uno

Gráficamente también, si nosotros restamos al Activo la Deuda a Largo Plazo y el Pasivo Corriente, nos da el valor del Patrimonio Neto.

1403-blog-cp-balance-de-resultados-dos

Numéricamente pasa igual. Si al valor total del activo, los 150.000 euros, le restamos la deuda la Deuda a Largo Plazo (20.000) y el Pasivo Corriente, (60.000), nos encontramos con que 150.000-20.000-60.000= 70.000 euros: El valor del Patrimonio Neto.

¿Qué pasa si mi empresa tiene un Patrimonio Neto negativo?


¿Qué pasa si mi empresa tiene un Patrimonio Neto negativo?

Desafortunadamente, en algunas empresas el valor del Patrimonio Neto llega a ser negativo. ¿Cómo es esto posible? ¿Qué nos indica?
Un Patrimonio Neto con signo negativo indica que la empresa debe más de lo que tiene. Que su Activo total (lo que tiene) es inferior a su Pasivo exigible (lo que debe y le es exigible).

En la mayoría de los casos se llega a esta situación por la acumulación de pérdidas de ejercicios anteriores hasta el punto de que consumen las aportaciones de capital realizadas en el momento de la constitución, así como las reservas creadas con los resultados positivos de ejercicios precedentes.

Es decir, implica que la empresa se encuentra en quiebra técnica. Esta situación debe corregirse inmediatamente mediante, por ejemplo, una aportación de capital de los socios. De no corregirse, puede dar lugar a la asunción de responsabilidades por parte del administrador y/o de los socios.

Como nosotros queremos ser una empresa en positivo, no dejaremos que esto ocurra.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad