PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo se calcula el finiquito

Cristina Alonso Cristina en positivo
6 Oct 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1410-cp-calcular-finiquitoTenemos que partir de la distinción de dos conceptos que, aunque con frecuencia se confunden, no son lo mismo: finiquito e indemnización. Toda extinción de una relación laboral conlleva un finiquito, pero no toda extinción de una relación laboral conlleva una indemnización.

Como otras cuestiones que ya hemos comentado, se trata de una tarea para un asesor experto en la materia, ya que será siempre quien más actualizado esté y mejor ayuda nos pueda proveer, seamos empleador o empleado.

Pero en la línea que seguimos, vamos a esbozar unas nociones generales tanto acerca del concepto como sobre la forma de calcularlo, con la advertencia de que la legislación cambia y de que el cálculo de estas magnitudes depende además de varios factores que pueden interactuar entre sí.

¿Qué es el finiquito?

Básicamente se trata de un documento en el que "echamos cuentas" de lo que nos deben o de lo que debemos, según seamos empleado o empleador.

Información incluida en el finiquito

El documento de saldo y finiquito incluye:

• Datos identificativos de empleador y empleado. Nombre, CIF, dirección, cuenta de cotización o número de afiliación, según el caso.
• También se hace alusión a la fecha de extinción del contrato y a la fecha de la finalización de las vacaciones.
• Importe del finiquito
• Algunos finiquitos incluyen además la indemnización pero no es imprescindible que se haga así.
• Deducciones aplicables a los importes anteriores.


Te puede interesar...


Cálculo del importe a incluir en el finiquito

Para hallar el finiquito, calculamos el salario pendiente del mes en curso, la proporción de las pagas extraordinarias devengadas y no abonadas, si restan vacaciones por disfrutar, etc.

Salario pendiente del mes en curso

Algunas veces las extinciones coinciden con el último día del mes. El salario de ese mes, la nómina, conformaría esta magnitud. Si la extinción de la relación laboral se produjese el 15 de marzo, por ejemplo, se habría generado el derecho al salario por esos 15 días de ese mes. El cálculo se realizaría dividiendo entre treinta la magnitud del salario mensual y multiplicándola por los días (15, en este caso) que median entre el inicio de mes y la fecha de la extinción. Normalmente el salario pendiente del mes en curso se suele consignar en un documento de nómina aparte que ha de cumplir con los requisitos que ya vimos.

Parte proporcional de las pagas Extraordinarias

Aquí distinguimos entre:

• Si tenemos prorrateadas las extraordinarias en la nómina mensual. En este caso, como ya se van cobrando o pagando mes a mes en la nómina, no habría que incluir nada por este concepto. Es decir, figuraría a cero este concepto en el documento de finiquito.

Si no incluimos el prorrateo de extraordinarias en las nóminas mensuales. Para este supuesto, y partiendo de que tuviéramos dos pagas extraordinarias, podríamos hacer un cálculo aproximado de la siguiente forma: cada mes trabajado da derecho a un sexto de una paga extraordinaria. Esto supondría que si la extinción de la relación se produce el 15 de marzo, se han trabajado dos meses y medio ese año. Correspondería un pago proporcional de extraordinarias equivalente a la multiplicación de 2,5 meses por el importe de un sexto de una de las extraordinarias.

En esta segunda opción habría que practicar retención de IRPF, no siendo necesaria la cotización a la Seguridad Social porque ya se ha realizado, pues las extraordinarias se incluyen dentro de la base de cotización para el cálculo mensual de la misma.

Vacaciones no disfrutadas

Según el Estatuto de los Trabajadores el periodo anual de vacaciones mínimo es de treinta días naturales, pudiendo ser mejorado por convenio o acuerdo entre las partes. Además, según esta misma disposición legal, el periodo anual de vacaciones no es sustituible por una compensación económica. Es decir no se pueden pagar las vacaciones a cambio de que no sean disfrutadas. La única excepción a este precepto viene dada por los supuestos de extinción de la relación laboral.

Dentro de estos cálculos aproximados que estamos haciendo, podemos determinar que cada mes trabajado genera el derecho a 2,5 días de vacaciones. Entonces, volviendo al supuesto, 2,5 días de vacaciones por 2,5 meses trabajados, nos daría un total de 6,25 días.

En estos casos, el equivalente económico a las vacaciones no disfrutadas se calculará e incluirá en el Finiquito. Por este concepto se practicarán las oportunas retenciones y se cotizará a la Seguridad Social.

Como hemos visto el cálculo de la indemnización puede realizarse en un documento aparte. Sobre él hablaremos en el próximo post.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad