PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Cómo calcular la indemnización

Cristina Alonso Cristina en positivo
13 Oct 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1410-cp-indemnizacion-finiquito

En la entrada "Cómo se calcula el finiquito" estuvimos computando los importes que supone "echar cuentas" de las cantidades devengadas (generadas) y pendientes de pago que se incluyen en el finiquito. Como comentamos, si bien para la finalización de todo contrato laboral ha de elaborarse un finiquito (aunque éste sea a cero, como en algunos supuestos); no toda extinción de la relación laboral conlleva una indemnización.

Vamos a ver cuáles son los supuestos en los que cabe una indemnización y esbozaremos unas líneas generales de los parámetros que intervienen para calcularla. No obstante, en un entorno de tanta actividad normativa como en el que nos hallamos, es importante consultar siempre a nuestro asesor que para eso es experto en esta materia.

Cálculo de la indemnización

Pasos previos

En principio hemos de tener en cuenta que para el cálculo de la indemnización intervienen varios factores que interactúan entre sí y que van a ser determinantes. Básicamente, la causa de finalización de la relación laboral , el tipo de contrato, la duración del mismo, las cláusulas contractuales que mejoren el Estatuto de los Trabajadores o el Convenio aplicable, en su caso.

La base que se utiliza para el cálculo de la indemnización en todos los supuestos es el salario diario. Un cálculo aproximado del salario diario puede realizarse sumando salario base mensual, más antigüedad, más pluses de convenio a la prorrata mensual de extraordinarias. Esta magnitud la dividimos entre treinta días y nos da el salario diario.*

Debemos notar que estamos hablando de que la indemnización cabe en diversos supuestos de extinción de la relación laboral. Es decir, no sólo en casos de despido.


Te puede interesar...


(*)Recordemos que estas magnitudes son los mínimos que establece el Estatuto de los Trabajadores para el cálculo de la indemnización y que por Convenio o por acuerdo contractual pueden verse mejorados en favor del trabajador.

Causas de la finalización de la relación laboral

Una relación laboral puede finalizar por diversos motivos. Básicamente por los siguientes:

• Porque una de las dos partes tome la decisión de darla por terminada.

• Porque una de las dos partes fallezca, o se extinga, en el caso de una sociedad.

• Porque una de las dos partes se jubile o se encuentre en situación de incapacidad.

• Porque las dos partes lo decidan de mutuo acuerdo.

• Porque se produzca el hecho al que se había supeditado la duración del contrato.

• Porque llegue la fecha en la que estaba prevista la terminación.

• Por alguna otra de las causas más específicas que se recogen en el siguiente enlace.

Baremos según los supuestos

Vamos a ver los más frecuentes:

• En los supuestos de extinción de la relación laboral, tanto por mutuo acuerdo, como por voluntad unilateral del trabajador*, se procede a finiquitar la relación laboral sin que haya lugar a indemnización.

*Habrá derecho a la misma indemnización que por despido improcedente en los supuestos en los que la voluntad unilateral del trabajador esté fundada en una causa justa: modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, falta de pago o retraso continuado en el abono del salario pactado y otros incumplimientos graves de las condiciones de trabajo.

• En los supuestos en los que expira el periodo por el que se ha sido contratado o se ha finalizado la realización de la obra o servicio la indemnización oscila entre 8 y 12 días por año de servicio en función de cuándo se haya firmado el contrato.

o Para los contratos temporales firmados hasta el 31 de diciembre de 2011, 8 días.

o Para los contratos temporales firmados a partir del 1de enero de 2012, 9 días.

o Para los contratos temporales firmados a partir del 1 de enero de 2013, 10 días.

o Para los contratos temporales firmados a partir del 1 de Enero de 2014, en 11 días de salario por año de servicio.

o Para los contratos temporales firmados a partir del 1 de enero de 2015, 12 días.

• En los supuestos de muerte o jubilación del empleador: la indemnización será equivalente a 1 mes de salario.
• En los supuestos de muerte, incapacidad total, absoluta o gran invalidez del trabajador: la indemnización será equivalente a 1 mes de salario.

En el próximo post veremos los diferentes casos en el supuesto de despido y lo calcularemos con un ejemplo.


Si te ha interesado este post te recomendamos:


Cristina Alonso, Founder and Managing Director de Empresas en Positivo.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad