PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Corriendo por el sueño africano, Bekoji, Etiopía

Andrea König Fleischer Crisol Internacional Siglo XXI
19 Sep 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Crisol Internacional Siglo XXI:”Corriendo por el sueño africano, Bekojí, Etiopía”

En nuestra vida puede haber momentos de asombro y admiración y especialmente cuando nos enteramos de alguna noticia sorprendente e insólita y aún más si ésta proviene de algún lugar remoto, poco conocido y prácticamente inverosímil como lo podría ser el caso de algún país lejano del continente africano. También habrá muchos lectores convencidos de que África en la gran mayoría de sus regiones aún presenta un contexto desbalanceado y desfavorable, donde el hambre, las sequías y las escaseces en los servicios básicos privan desafortunadamente a gran parte de la población de sus derechos fundamentales.  La República Federal de Etiopía, ubicada al Noroeste del famoso “Cuerno de África” fue el único país africano no colonizado y hoy es el segundo país más poblado de ese continente y no es tampoco la excepción de las carencias referidas y tristemente esa nación de más de 90 millones de habitantes es uno de los países más pobres de África. Sin embargo, a pesar de la austeridad y severidad de sus problemas es también indudablemente la cuna de extraordinarios talentos deportivos. Específicamente, lo más sorprendente y descomunal de Etiopía sucede en un pequeño poblado llamado Bekoji, donde la carrera terrestre o el running se adoptó como un estilo de vida, sin importar las condiciones y las limitaciones tanto así que incluso hay quienes lo practican descalzos…

Lo anterior nos hace preguntarnos ¿cuáles son entonces los secretos de esta humilde aldea que ha dado origen y ha impulsado a los hombres y mujeres más rápidos sobre la faz de la Tierra? Realmente resulta notable que lejos del progreso acelerado y de los avances tecnológicos del Siglo XXI, en Bekoji ubicado en el corazón del Noroeste de África se encuentre la mayor cantidad de los campeones mundiales y triunfadores olímpicos del atletismo moderno. Lo interesante para no decir excepcional de estos corredores es que tanto su genética como su estilo de vida es lo que los distingue a nivel global. Bekojí que actualmente alberga aproximadamente 17 mil pobladores es conocido también como “la aldea de los campeones” y que a pesar de todas las adversidades que se les presentan en su vida diaria, algunos de ellos se han convertido en auténticos campeones olímpicos. Es tan así que el historial deportivo de este pueblo acumula más medallas y récords mundiales que muchos otros países: 11 medallas  desde los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y  es  también la cuna de 26 campeones mundiales y son poseedores de 10  récords del mundo. Además, como dato curioso Bekoji obtiene en promedio una medalla de oro por cada 1,500 habitantes, mientras el promedio de Etiopía es una cada 4,2 millones, y en Jamaica, otro de los países destacados en atletismo es una presea  cada 17,500. Definitivamente y a pesar de las crisis y carencias, es el  increíble pueblo de Bekoji situado en el corazón de su nación a  273 km al sur de la capital, Addis Abeba, en un típico marco rural africano donde la mayoría de  gente vive del cultivo de semillas de aceite, café, té, especias, caña de azúcar, algodón y cereales, y por cuyos sus caminos circulan todavía escasos autos y en claro contaste numerosos con burros, caballos, cabras y vacas, nacieron y crecieron leyendas del atletismo como: Kenenisa Bekele, Tirunesh Dibaba, Derartu Tulu y Fatuma Roba .

El ejercicio físico intenso combinado con una dieta rica en cebada que no solamente otorga a los atletas importantes nutrientes sino también es un excelente emoliente, reconstituyente, digestivo, diurético, desintoxicante, tónico, antiinflamatorio, laxante, alcalinízate y antiséptico natural, que favorece enormemente el rendimiento físico de sus deportistas. La cebada forma parte esencial de su dieta y se sirve en una variedad de platillos como el kinch, una torta regional, el injera, un pan etíope y el genfo que es el plato típico como una especie de papilla, además del  besso, un batido que aporta una gran cantidad de energía. Cabe agregar que el estilo de vida de los aldeanos es tranquilo con el escaso desarrollo de las comunidades que aunque con una comunicación limitada, las personas que habitan ahí se han adaptado a la calma y quietud, viviendo alejados del estrés de las grandes urbes y de otros rasgos y características de los países industrializados.

Ahora bien, mientras que en muchos de los países desarrollados muchos  corren en los espacios acondicionados o gimnasios para hacer ejercicio estrenando  flamantes y ultramodernos  trajes y tenis, en Bekojí el ejercicio forma parte de una rutina cotidiana, donde la vida del campo ha generado hombres y mujeres fuertes y muy disciplinados capaces de recorrer y aguantar largas distancias. Asimismo el aire liviano y fresco de la montaña, ya que la aldea se ubica a 2,800 metros sobre nivel de mar, favorece la producción de glóbulos rojos adicionales y con ello  mejor rendimiento en el consumo del  oxígeno necesario para mantener una buena condición física y obviamente esto adicionalmente ayudar a los corredores al bajar a la llanura. El terreno etíope es vasto y variado comprendiendo cinco eco-regiones que permiten a los corredores un perfecto zigzagueo entre valle, montaña y, sorteando árboles y también usar sus raíces como pistas  con obstáculos para practicar la carrera.

También la genética ayuda a los corredores etíopes que en general son más ligeros y su relación estatura/peso es más favorable para estas pruebas. Los estudios médicos correspondientes del rendimiento de sus atletas han revelado que ellos requieren de menos oxígenos que  otros  competidores y que en promedio consumen 8% menos de energía. Así mismo, la formación de los deportistas inicia a muy temprana edad y a partir de los 12 años entrenan formalmente para mejorar su condición y rendimiento. Asimismo el entrenamiento diario incluye recorridos de más de 40 km superando al maratonista promedio que por lo general corre 20 km y además hay que resaltar que muchos de estos atletas africanos de Bekoji  lo hacen descalzos….Así  con un poco más de esfuerzo, indiscutible disciplina y enorme voluntad…ellos pueden lograr sus metas   “Corriendo por el sueño africano”,  que nosotros deberíamos admirar y valorar…

P.S.: Imagen tomada de Pinterest

https://www.clarin.com/viajes/destinos/africa/secretos-bekoji-pueblo-mejores-atletas_0_BJyXqX3R.html?fbclid=IwAR3fmrpLEeDuU-NDVoqynJ4t0lCFeVMPZNhEZf3flT6gZSN2XRZU6qir-ch https://www.infobae.com/salud/fitness/2017/06/13/los-secretos-de-bekoji-el-humilde-pueblo-de-los-mejores-corredores-del-mundo/?fbclid=IwAR15jw7jS-OGacaD1-1JrmfP2J6ma4-wrRB53G_5gtxGlba_Oz4fKzFAPQI

Publicidad
Publicidad