PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Evita las consecuencias de un mal divorcio en tus hijos

Fátima Gallardo Garranzo Creando Diálogos Mediación y terapia familiar
25 Jan 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

A veces, un mal divorcio puede tener consecuencias en los menores. Pero esto no significa, que en un mal divorcio, todos los menores presenten todas estas conductas. Este artículo solo nos da un poco de luz, a aquellos papás y mamás preocupados por las repercusiones en los menores de su divorcio  y puedan estar atentos para que si detectan algún indicador puedan ponerle freno.

Hoy describiremos algunas posibles repercusiones en menores de 2 a 6 años y en el próximo post escribiremos sobre el resto de repercusiones y el siguiente tramo de edad.

Algunas de estas situaciones son las conductas regresivas, donde los menores de entre 2 y 6 años vuelven a repetir conductas que realizaban cuando eran más pequeños y que habían superado al hacerse mayores, como hacerse pis en la cama, querer de nuevo el chupete, utilizar los cubiertos con torpeza cuando ya los usaban casi con soltura… En este caso, después de ver que algo está pasando, podemos intentar dedicar un tiempo a nuestro hijo, para ayudarles a poner palabras a lo que les está ocurriendo. Explicarles con palabras que ellos entiendan, la situación que hay en casa o con los adultos y que creeis que eso, le está afectando con su conducta regresiva y como vamos a hacerle frente. Es decir, que lo que pasa en casa, hace que él esté intranquilo y haya vuelto a “hacerse pis, pedir el chupete cuando ya es mayor” y que a partir de ahora haremos ciertas cosas para evitar que esto ocurra. Tenemos que ser muy pacientes y ponerle palabras a todo lo que vamos a hacer, por que son muy pequeños y es normal que no hablen con soltura o no sepan expresarnos que les pasa. No penseis que es una tontería hacerlo, por que creeis que no os entienden o que no es importante, al contrario, les va a ayudar mucho. Es importante darles seguridad y decirles que juntos, vamos a conseguir estar mejor. Para ello explicarles las cosas que vamos ha hacer. Quizás sólo se trate de volver ha hacer las cosas que hicimos al inicio cuando eran más pequeño, no enfadándonos por que pensamos que debía ser algo que tienen que tener superado. Por ejemplo, para dejar de nuevo el chupete, animarles muchísimo cuando hagan cosas de mayores, quizás hacer un entierro original del chupete... En el tema de hacerse pis en la cama, les explicaremos la rutina que hemos pensado. Que primero iremos al baño, que si ocurre algún incidente ambos cambiarán las sábanas y se pondrán ropa limpia... Depende de lo que detectemos, crearemos estrategias y rutinas que nos sirvan a nosotros, para explciarles cómo vamos ha hacer para eliminar esas conductas. Es como un trabajo en equipo del que los menores son partícipes.

A veces, es difícil hablar con los niños, a mi me gusta mucho utilizar los cuentos infantiles. Existen muchos que tratan de distintos temas, por lo que elegiremos uno que nos ayude ha hablar de lo que queremos, bien del divorcio de papá y mamá, de como hacerse fuertes para no hacerse pis en la cama, de estar contentos de que crezca, y que por eso tiene que dejar el chupete…

También puede ayudarnos una tabla de puntos sencilla con premios al conseguirlo, ya que son conductas sencillas de re-integrar y al ser rápidamente alcanzables, se pueden premiar fácilmente, por lo que están más animados a conseguirlas…​

Espero que este artículo os haya ayudado un poco en vuestra tarea de ser padres en un proceso de divorcio.

Tú puedes ayudar a tus hijos, pero si aun así, tienes dudas y te gustaría resolver algunas dudas más concretas de vuestra situación, no dudes en ponerte en contacto.

Gracias por la foto Kyson Dana
Publicidad
Publicidad