PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Curas naturales para el síndrome de intestino irritable

jose garcia Cosas del día a día
23 Apr 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El síndrome de intestino irritable (SII), manifiesta síntomas tales como dificultad para digerir la comida después de ingerirla, diarrea, náuseas y calambres estomacales. El médico puede administrarte algunos medicamentos con receta o de venta libre, pero puedes también utilizar remedios caseros de origen natural que pueden ayudarte a sobrellevar la enfermedad.

Alimentos desencadenantes:

Observa cuáles son tus alimentos “desencadenantes” de los malestares para evitarlos. Son precisamente los que pueden volver a causarte problemas de salud. Ve anotando en una hoja, para tenerla a la vista, los alimentos que te generan molestias y evítalos. Dentro de ellos se pueden destacar las comidas fritas, los alimentos grasosos, ciertos vegetales como la col y el brócoli, la cafeína, el licor y los productos que se derivan de los lácteos, así como el chile y otras especias irritantes.

Algunas hierbas medicinales pueden proporcionarte un gran alivio. Puedes masticar hojas de menta o beber té de menta después de comer para aliviar los dolores y la acidez; el jengibre en forma de té o masticando sus raíces también ofrece un gran bienestar que ya es reconocido. Otras hierbas de probada eficacia para tratar el síndrome de intestino irritable son la manzanilla, de la cual puedes beber una infusión antes de acostartes, y el orégano que puedes usar en tus comidas para eliminar los gases y la inflamación estomacal.

Consume fibra:

La fibra ayuda a una buena digestión manteniendo los líquidos, lo que quiere decir que tu sistema digestivo llevará más eficientemente los alimentos por tus intestinos. Puedes consumir productos nutricionales a base de fibra, tales como la linaza y el afrecho procesados y cereales integrales en caja, o también consumir alimentos con alto contenido en ellos. Necesitas entre 25 y 40 g de fibra diariamente; puedes obtenerla de los higos, del pan y harinas integrales, las papas, el salvado de trigo, la manzana y otros.

Elimina la tensión:

Puedes darte cuenta que la tensión y las preocupaciones aumentan la frecuencia de la aparición de tus síntomas, detonando las molestias. Trata de evitar las situaciones de estrés, o aprende a asimilarlas de diferente forma para que no te preocupen. Puedes aminorar la tensión a través del ejercicio diario, la meditación y las técnicas relajantes que puedes aprender. Tu médico puede darte algunas recomendaciones medicinales o referirte a consultas psicoterapéuticas que tanto beneficio ofrecen a las personas.

La fibra ayuda a una buena digestión manteniendo los líquidos, lo que quiere decir que tu sistema digestivo llevará más eficientemente los alimentos por tus intestinos. Puedes consumir productos nutricionales a base de fibra, tales como la linaza y el afrecho procesados y cereales integrales en caja, o también consumir alimentos con alto contenido en ellos. Necesitas entre 25 y 40 g de fibra diariamente; puedes obtenerla de los higos, del pan y harinas integrales, las papas, el salvado de trigo, la manzana y otros de la misma familia.

Remedios herbarios:

Algunas hierbas medicinales pueden proporcionarte un gran alivio. Puedes masticar hojas de menta o beber té de menta después de comer para aliviar los dolores y la acidez; el jengibre en forma de té o masticando sus raíces también ofrece un gran bienestar que ya es reconocido. Otras hierbas de probada eficacia para tratar el síndrome de intestino irritable son la manzanilla, de la cual puedes beber una infusión antes de acostarte, y el orégano que puedes usar en tus comidas para eliminar los gases y la inflamación estomacal. Esperamos que haya sido de ayuda y podamos mejorar la calidad de vida de aquellas personas que sufren este problema tan molesto e incómodo.

Este artículo ha sido elaborado por el equipo de https://mimaos.com

Publicidad
Publicidad