PREVIOUS_POST

No pierdas más clientes, sedúcelos con mini textos rentables

Tere Rodriguez Copywriting, contenidos y vicisitudes de una exiliada en las antípodas
22 Jun 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Se produjo tan solo hace un par de meses.

El 21 de abril del 2015, para ser precisos.

Y por eso, aún se perciben las réplicas del movimiento sísmico causado por la nueva actualización de Google.

¿Lo notaste?

"Mobilegeddon" la llaman los expertos.

Nombre apocalíptico, nada de animalitos encantadores como las otras dos actualizaciones principales anteriores (ya sabes, me refiero al Pingüino y al Panda).

¡Y no es que no fuesen devastadoras!

Pero esta vez la actualización de Google se espera que sea una auténtica hecatombe.

Y si no estás preparada para defenderte, las consecuencias pueden ser devastadoras.

Ten presente que en España hay declaradas más de 53 millones de líneas móviles.

De hecho, según los datos del informe «La Sociedad en Red» elaborado por séptima vez por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), la penetración dela telefonía móvil ha llegado al 96% de los hogares españoles e Internet al 70%.

No solo eso.

Se espera que para finales de este año la mitad de las búsquedas en Google en todo el mundo se hagan desde teléfonos móviles.

Y si tenemos en cuenta que el 88% de los usuarios utilizamos este buscador, renegar de sus cambios, por muy duros e injustos que nos parezcan, solo va a traernos una consecuencia:

La pérdida de clientes.

Pero, ¡tranquila! ¡Que no cunda el pánico!

¿Veamos, en qué consiste Mobilegeddon?

A día de hoy, Google da prioridad en las búsquedas a las páginas que presentan los siguientes criterios:

  1. Páginas desarrolladas con software común en dispositivos móviles,
  2. Texto fácilmente legible sin necesidad de ser agrandado,
  3. Suficiente distancia entre enlaces para evitar hacer clic (o tab) en el enlace equivocado.

¿Tu página cumple esos criterios?

Vamos a ver, ¿qué sucede cuando minimizas la pantalla para simular un formato móvil?

¿Se reorganizan las diferentes secciones adecuadamente en formato columna o queda partes de este cortadas?

¿El lector se ve forzado a ampliar el contenido para acceder a la información que busca? 

Siento decirte que eso es precisamente lo que Google quiere evitar.

Porque el objetivo de Google, (al menos eso dice públicamente), es que tus clientes disfruten de una experiencia UX (experiencia de usuario) mucho más agradable.

Lo que quiere Google es que tu página se adapte automáticamente al estrecho espacio de la pantallas de tu comprador potencial.

Así que si tu página no cumple esos requisitos básicos, !ya puedes empezar a temblar! 

La ira de Google está a punto de caer sobre ti.

¿No estás segura de si tu página web está optimizada para dispositivos móviles?

Puedes consultar la página de prueba de Google.

Aquí tienes su versión en español.

¿Que no lo está?

Pues corriendo al desarrollador para que le dé los toques necesarios.

Y de mientras, hablemos sobre tus textos.

¿Cómo escribes Textos Rentables que sigan seduciendo y fidelizando clientes cuando el espacio que tenemos es tan limitado?

Ten en cuenta que la prominencia de las imágenes y de los vídeos en la página estándar del 2015 limita aún más el área que tienes para escribir contenido.

No solo eso.

Tienes que tener presente que tu cliente potencial tiene muchísimas distracciones cuando mira su móvil.

Trabajar en un PC normal sin distraerse es un reto de por sí.

Porque bien sabes tú lo fácil que es echarle un vistazo a las fotos del último viaje de tu cuñado en Facebook, responder a unos cuantos emails que hubieses podido dejar perfectamente para más tarde, leer la crítica de la última película de Almodóvar, etc.

En el Reino Unido, cuatro de cada 10 empleados admiten sin tapujos que su manera más habitual de matar el tiempo en el trabajo es buscando algo en el vasto escaparate de eBay, y la mitad de los administrativos confiesa dedicar casi el 50% de su jornada a navegar por Internet y mandar correos electrónicos no relacionados directamente con su trabajo y con sus funciones.

"¡Eeep! Eso será en el Reino Unido."

Sí, pero espera, que aquí (bueno allí, yo estoy un poco lejos de vosotros, pero solo físicamente, nunca en espíritu) les superamos con creces.

En el último informe sobre el riesgo de adicción a móviles y a ordenadores, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) demostró que en el 2014, el 37% de los encuestados admiten pasar conectados a Internet más tiempo del que tenían pensado, y que lo dedican a leer su correo electrónico, buscar información y consultar sus perfiles en redes sociales.

Porque en el fondo, a todos nos encanta procrastinar.

Pero piensa que esas distracciones, aunque muy "sanas" y bien merecidas, se multiplican enésimamente al utilizar un móvil.

Es un no parar.

Has conseguido atraerles a tu página web y están a punto de comprar, pero en ese momento reciben un Whatsapp, o les llega una notificación de email, o quieren hacerse un "selfie", o calcular las calorías del batido, o bajarse una canción nueva, o se les ocurre acabar esa partidita de Angry Birds que habían dejado a medias, o buscar el restaurante japonés más cercano, o reservar un taxi para salir de fiesta, o ¡quién sabe!

Por lo tanto, ¿cómo lo haces?

Publicidad
Publicidad