NEXT_POST

5 mejores posturas del yoga para embarazadas

Julia González ¡Así me siento maravillosa!
16 Jul 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¿Estás embarazada? Hoy en el siguiente post, aprovecho para contaros cuáles son las posturas más beneficiosas del yoga para embarazadas. Gracias a mi formación y experiencia como profesora de yoga, aconsejo mucho hacer yoga durante el embarazo. Aprender a respirar bien y mantener la musculatura fuerte es ideal para embarazadas, además reduce los síntomas depresivos durante el período de gestación, fruto de las hormonas que afecta a la mujer. 

A continuación os presento las 5 posturas más beneficiosas del yoga para embarazadas:

1. La postura del loto (BaddhaKonasana): también es conocida como "la postura fácil", que de fácil no tiene nada... es una posición de micromovimientos que vas regulando a medida que vas encontrando una comodidad dentro de ella. Con ella, se acostumbra a iniciar una sesión de yoga, ya que ayuda a relajar y descansar la parte inferior de la espalda. Consiste en sentarse con las piernas cruzadas, manteniendo la espalda recta, la barbilla hacia el pecho para alargar la columna, los hombros relajados y las manos apoyadas encima de las rodillas mirando hacia abajo o hacia arriba en posición de "recibir". 

2. Postura del águila (Garusasana Arms): puedes elegir si hacerla sentada de rodillas o de pie para trabajar un poco el equilibrio. Luego, debes cruzar los brazos por delante de manera que el brazo izquierdo quede por encima del derecho. Mantén las palmas juntas, levanta los codos y estira los dedos hacia el cielo. Esta postura ayuda a mejorar la concentración, el sentido del equilibrio y calma la ciática o dolor de espalda. 

3. Postura del bebé (Balasana): imita a un bebé dentro de la barriga de la mamá. Es la postura perfecta para relajar todo el cuerpo. Siéntate de rodillas y deja caer el tronco hacia delante, luego recoge tus brazos al lado de tu cuerpo y relájate. El tronco debe estar poco elevado y puedes apoyar una de las dos mejillas al suelo. A su vez, también la puedes usar para hacer una contrapostura después de haber hecho una postura muy extensiva. 

4. Postura del gato: ponte a cuatro patas e inspira mientras levantas tu barbilla hacia el pecho, de manera que tu espalda se va a encorvar. Al exhalar arquea la espalda mientras subes la cabeza hacia el cielo. Esta postura actúa liberando la columna vertebral del peso y la presión, de esta forma relaja la espalda. De hecho se acostumbran a fusionar dos posturas: la del gato y la de la vaca.

5. Postura del árbol: empieza en la postura de la montaña, es decir de pie con los pies juntos y el tronco erguido. Lleva tu mirada fija en un punto para mantener el equilibrio. Apoya todo el peso de tu cuerpo sobre la pierna izquierda y flexiona la rodilla derecha para apoyar la planta del pie derecho en la parte interna de la pierna izquierda. Junta las plamas de las manos y lleva los brazos hacia arriba, por encima de la cabeza. Estira el tronco y alarga la columan lo más que puedas, como si una fuerza te estuviera estirando hacia arriba. Luego deberás hacer lo mismo con la otra pierna. Esta postura endereza y fortalece la columna vertebral, mejora el equilibrio, dota las articulaciones de elasticidad, estira las incles, los muslos, el pecho y los hombros. 

Espero que estas 5 posturas te ayuden a sentirte llena de energía y salud durante tu embarazo. 

Publicidad
Publicidad