NEXT_POST

10 Hábitos para regular tus hormonas de manera natural

Cristina de Lindavita Consejos de Salud, Belleza y Bienestar
19 Feb 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

La mayoría de nosotros podemos darnos cuenta en alguna ocasión de que nuestras hormas se encuentran fuera de control, incluso aunque no sepamos por qué.

Los cambios de humor repentinos, la tripa hinchada sin ninguna razón, el cabello tan graso (sin importar que nos lo hayamos lavado)… no hay que preguntarse por qué estamos durmiendo menos, malhumorados y ansiosos.

A esto habría que añadir que nuestro delicado equilibrio hormonal, clave para nuestra salud general, puede tambalearse enormemente en caso de embarazo. Una situación tan natural como esa puede generar cambios muy estresantes que hacen que los síntomas de los cambios hormonales se agraven aún más.

1. Come semillas de lino

Estas pequeñas semillas a menudo se asocial con una salud brillante por una razón: son ricas en lignanos (un tipo de antioxidantes), fibra y ácidos grasos omega 3, lo que quiere decir que pueden apoyar la salud cardíaca y los niveles normales de azúcar en sangre.

Cuando se trata de hormonas, las semillas de lino te pueden ayudar a redescubrir el equilibrio. El Instituto Nacional de Salud afirma que las mujeres que consumen semillas de lino de forma habitual muestran una mejor relación estradiol/progesterona, uno de los secretos para lograr el equilibrio hormonal.

2. Controla lo que bebes

La cafeína, el alcohol y las bebidas azucaradas - incluso, o más bien sobre todo, esas botellas de bebida energizante - pueden causar estragos en las hormonas al estimular el exceso de cortisol y afectar a las funciones de los ovarios (y las hormonas que producen).

Lo más recomendable es beber agua pura, mineral o de coco, y si necesitas un impulso puedes preparar una taza de té verde, ya que sus compuestos ayudan a aumentar los niveles de energía.

3. Prioriza el manejo del estrés

Tenemos tendencia a dejar que nuestra salud decaiga cuando estamos estresados, ya sea comiendo alimentos procesados para evitar tener que cocinar o escatimando en las horas de sueño. Sin embargo, en estos momentos duros es cuando particularmente tienes que cuidarte más, si no por cumplir con una dieta equilibrada, al menos por tu salud hormonal.

El estrés a menudo genera un excedente de cortisol, que en última instancia podría provocar fatiga suprarrenal, un problema caracterizado por fatiga, sistema inmune debilitado y una falta general de resistencia, lo que puede dañar aun más al equilibrio hormonal.

Tómate tu tiempo para darte un baño relajante, hacer una escapada en la naturaleza, acudir a clase de yoga o simplemente dejarte llevar sin sentir ningún remordimiento por ello.

4. Toma algún suplemento

La vitamina C, el ácido pantoténico (también conocido como vitamina B5), la fosfatidilserina, el ginseng siberiano y la rhodiola rosea (una hierba que ha sido muy utilizada para aumentar la energía y la resistencia física al apoyar las hormonas y los neurotransmisores liberados en respuesta al estrés) son suplementos que te pueden ayudar a regular el equilibrio de tus hormas tus hormonas.

También existen suplementos para la regulación hormonal con componentes de origen natural. Consulta con tu médico antes de utilizarlos.

5. Comprueba las etiquetas de los alimentos

¿Comes carne u otros productos de origen animal? Trata de comerlos con moderación y, cuando lo hagas, asegúrate de que sea orgánico y libre de hormonas.

Esto te ayudará a limitar tu exposición a xenoestrógenos como las toxinas medioambientales que se encuentran en los pesticidas (al igual que en algunos productos para el cuidado personal), ya que podría crear estragos hormonales en tu cuerpo.

6. Súmate a la moda de la maca

Considerado como un superalimento, la maca es una poderosa hierba que no solo ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia de forma natural (como sofocos o sudores nocturnos), sino que también es una solución segura y natural para apoyar la libido.

La maca está disponible como suplemento, pero también se comercializa maca en polvo que se puede añadir a los batidos o smoothies de frutas.

7. Llena tu plato con verduras

Y en particular de verduras crucíferas, ya que además del hecho de que el brócoli y la col están repletos de nutrientes, también son ideales para aumentar el metabolismo del estrógeno. Estas verduras tienen un alto contenido en Indol-3-carbinol, un compuesto que también puede ayudar a disminuir los síntomas del desequilibrio hormonal.

8. Evita el azúcar

Todos sabemos que el azúcar puede hacer aumentar números en nuestra cintura y nuestra piel pero, ¿sabías que también puede sacudir tu equilibrio hormonal? Sin importar que sean golosinas o pastel, cualquier alimento con azúcar puede hacer incrementar los niveles de insulina, otra hormona que, sin no se regula estrictamente, puede conducir al ralentizamiento en la producción de otras hormonas necesarias para el equilibrio y la ovulación, lo que acaba en problemas de fertilidad.

¿Y si te apetece algo dulce? Los arándanos, por ejemplo, con un índice glucémico más bajo que otras frutas (como el melón), pueden satisfacer tus necesidades de postre al tiempo que te ofrecen sus beneficios antioxidantes.

9. Prueba las bayas de árbol casto (vitex)

Clasificadas como una fito-progesterona debido a su potencial para apoyar de forma natural la producción de progesterona del cuerpo, las bayas de árbol casto - que crecen en el mediterráneo y con más conocidas como vitex - estimulan el equilibrio hormonal y pueden reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

10. Haz ejercicio

Los beneficios de hacer ejercicio no están en absoluto sobrevalorados. Con su habilidad para promover la circulación, liberar endorfinas que te hacen sentir bien, mantener tu línea y mantener a tono tu sistema inmunitario y tu corazón, el ejercicio también es una de las mejores medicinas para la felicidad hormonal y el bienestar general.

Tiene un efecto inmenso sobre el cortisol y la adrenalina, dos hormonas frecuentemente relacionadas con el estrés que pueden provocar un desequilibrio hormonal y hacer que los síntomas del mismo empeoren.

Un estudio realizado por el International Journal of Preventative Medicine revela que los ejercicios como el yoga pueden aumentar la producción de Gaba, un neurotransmisor que tiene una profunda influencia para la depresión y la ansiedad.

Además, el ejercicio te hace sentir mucho más competente a la hora de realizar cambios esenciales relacionados con el estilo de vida, lo que se puede ver directamente reflejado en la salud hormonal.

Publicidad
Publicidad