Lo primero a enseñar a un niño. Estimulación temprana.

Fernanda Peña Comunicación Integral
25 Jan 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

El aprendizaje de una persona comienza desde casa en una edad temprana, aveces es injusto y hasta contraproducente esperar a que un niño entre a la educación formal para esperar a que aprenda a manos externas aquello que bien podemos ir estimulando desde bebe. La familia es el primer núcleo social de cualquier persona y es de gran importancia que la familia ponga de su parte para estimular a los bebes a aprender lo mejor y cuantiosamente posible. 

Una familia que se preocupa de ello puede maximizar el desarrollo de las habilidades cognitivas de los infantes y ello a su vez puede ayudarle enormemente al éxito profesional futuro. Además un niño mejor preparado podrá sobrellevar la etapa de estudiante de una mejor manera y evitar la frustración que a muchos niños causa un entorno nuevo que puede tornarse complicado y estresante, no tiene porque ser así.

Por ello el concepto de estimulación temprana ha tomado tanto revuelo en el imaginario colectivo de la sociedad contemporánea. La estimulación temprana comienza desde los 0 años y se extiende hacía los 6 años en que el infante ingresa a la educación básica. En ese periodo de tiempo los padres pueden realizar una serie de ejercicios simples y beneficos para el bebe, aprovechandose de la curiosidad y del papel en blanco que es el cerebro de un niño en desarrollo.  

Algunos de estos ejercicios son: [Edad 0 - 12 meses]

- Realizar sueves masajes con crema en partes como brazos, piernas, pecho y espalda, a su vez contar al bebe como se siente. Ello estimulará el sentido del tacto y comenzará con asociaciones simples para su posterior comunicación. Es un ejercicio que se puede realizar a un par de meses de nacido y genera grandes beneficios para ambas partes, ya que también genera lazos entre el bebe y los padres.

- Utiliza juguetes llamativos y coloridos para invitar a que el bebe levante la cabeza en la medida de lo posible, ayudandole con un brazo de ser necesario y coloca los objetos al alcance de su mano para poder que sean tomados. Este ejercició mejorara su capacidad motriz y ejercitara sus extremidades ayudandole en su salud. 

- Recuerda siempre hablarle y jugar sanamente con el niño, muestra cariño y toques de mano a mano no agrecivos. 

[Edad de 1 a 2 años]

En este periodo de tiempo el niño ya tiene un mejor control de su cuerpo pero falta agudeza en sus movimientos, además el lenguaje comunienza a desarrollarse y es una edad indispensable para comenzar a generar asociaciones de palabras simples para que pueda ir comprendiendolas y asimilandolas. El apoyo de juguetes es un elemento muy recomendado. 

- Sostenga al niño de las axilas e inclinelo suavemente con la finalidad de que haga un esfuerzo por enderezarse por sí mismo. Este ejercicio lo ayudará con su proceso de caminar. 

- Utilice crazones y hojas de papel, dibuje y coloree con el niño y ayudelo a comprender los colores de elementos simples como árboles y flores. 

- Invite al niño a tocarse cada parte de su cuerpo con sus manos y señalando el nombre de cada una de ellas. Esto ayudará grandemente al lenguaje.

- Utilice juegos de figuras geométricas donde el niño tenga que ingresarlas a la caja, este ejercicio muy típico lo ayudará a conocer y asociar las formas.

[Edad de 2 a 4 años]

En esta etapa el niño comienza a valerse por sí mismo, comienza a aprender con mayor grado y a moverse libremente, si bien requiere de gran cuidado también puede aprovecharse esa inquietud para comenzar a enseñarle a leer y escribir, por supuesto; comenzando con el abecedario

- Utilice imágenes del abecedario en su cuarto.

- Apoyese de canciones para enseñarle las letras del abecedario, puede de igual manera comenzar a ver programas educativos con esa finalidad. 

- Comience con uno de los mejores hábitos; el de la lectura. Todas las noches lea al niño un cuento e interactue en la historia con él de forma expresiva. 

- Realice títeres y cuente histórias que le ayuden a realizar relaciones de palabras. 

[Edad de 4 a 6 años]

Si todo es favorable, el niño debe tener desarrolladas habilidades cognitivas, motrices y un conocimiento elevado de las letras y palabras.Es momento de subir la intensidad y utilizar otros elementos.

- Utilice plastilina y enseñe a realizar figuras con ellas.

- Enseñe a bailar al niño, será un ejercicio divertido y muy estimulante. 

- Comience a realizar operaciones matemáticas sencillas apollandose con los dedos o diversos objetos, de ser posible trate de ir inculcando las tablas de multiplicar sin que ello confiera estress para el niño.

- Comience a ejemplificar los verbos y a generar oraciones. 

Si bien lo que expusimos en este artículo fue poco, exíste una gran cantidad de libros e información en internet que puede ayudarle. Recuerde que todos los ejercicios deben realizarse con mucho cuidado y sólo si son completamente seguros, si no se siente seguro con ellos es preferible dejarlos de lado. Ser padre no es sencillo, pero un padre bien informado tenderá a tener mucho éxito en la gran travesía de educar a un niño para que sea exitoso en la vida. La estimulación temprana es esencial para llegar a ese tan grato objetivo. 

Publicidad
Publicidad