NEXT_POST

El futuro digital

Charo Sánchez Comunicación alterna
12 Dec 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Hace unos días, los medios de comunicación nos informaban de la noticia de que Finlandia, el país número uno de Europa en lo que a nivel educativo se refiere,
va a dejar de enseñar caligrafía en los centros educativos a partir de 2016. ¿Por qué? Pues porque se han dado cuenta de que cada vez más todos, mayores y
pequeños, escribimos menos con papel y bolígrafo, y más utilizando los teclados de los móviles o del ordenador. De hecho, las nuevas tecnologías y el impacto
de éstas en nuestra vida cotidiana están modificando la manera de concebir el mundo y todo lo que nos rodea. La tecnología lo es todo actualmente. Desde el
momento en que preparamos el desayuno en casa hasta el acto de encender el ordenador al llegar a la oficina, pasando, por supuesto, por la consulta de las
últimas noticias o los tuits más recientes en nuestro smartphone cuando vamos camino del trabajo.

En ese sentido, y teniendo en cuenta este punto de vista, los colegios, las universidades y, en general, los centros educativos, no son ajenos a este "bombardeo" tecnológico. Todo lo contrario. Aparte de ver en el recreo, en la visita a un museo o en el autobús cómo los escolares no se separan de su teléfono móvil y acortan las palabras y se inventan un nuevo vocabulario a la hora de comunicarse con sus amigos, para poder escribir más rápido y contestar antes, el
aula se está convirtiendo en el escenario idóneo para esta conversión tecnológica. Un ámbito, sin duda, claramente propenso a absorber todo el impacto tecnológico que está revolucionando la manera de educar, tanto dentro como fuera de las escuelas, y la forma en que estas nuevas tecnologías se están
implantado en todas las áreas de la sociedad. Y no cabe ninguna duda de que la educación forma parte importante de la sociedad y de lo que en ella ocurre o decómo se transforma.

Desde Estados Unidos, país de referencia de muchas de las tendencias que, posteriormente, imitará Europa, nos llega la reflexión de que el uso (a veces,
incluso, el abuso), que muchos jóvenes hace en su entorno familiar de los smartphones, las tabletas y los ordenadores está propiciando que aprendan
mecanografía, en detrimento de la caligrafía. Por otro lado, si hace unos años se hablaba de aula virtual, de intranet o de educación a distancia (por medio
de tele y videoconferencias), en este siglo XXI, las pizarras electrónicas, los sistemas multimedia de estudio y las tabletas,en sustitución de los cuadernos y los bolígrafos, son los elementos más comunes en las aulas. De hecho, son muchas las escuelas, sobre todo en el ámbito de la educación privada, las que aportan estos dispositivos a sus alumnos como instrumento de formación y estudio. De igual manera, cada vez más personal docente está "colgando" los apuntes y las lecciones en la intranet de laescuela (así como las calificaciones finales), para ser consultadas por los alumnos y para potenciar, en éstos, el hábito de utilizar estas herramientas tecnológicas que están redefiniendo el concepto histórico de AULA y transformando la relación profesor-alumno, así como la concepción didáctica. En este sentido, la normalización tecnológica que estamos viviendo está propiciando que las tabletas y los ordenadores estén siendo vistas por los
alumnos como una ventana abierta a nuevas posibilidades de estudio, de conocimiento y de divulgación.

Tanto es así que los expertos afirman que el futuro de la educación pasará por los MOOC´s (acrónimo de Massive Open Online Course, Cursos en Línea Masivos y Abiertos), es decir, una modalidad de educación abierta, en forma de cursos de pregrado, que se ofrece de manera gratuita a través de plataformas educativas en Internet, cuyo objetivo es liberalizar el conocimiento para que llegue a un público más amplio. Es decir, un nuevo movimiento en el que los recursos de aprendizaje son ilimitados y en el que las oportunidades de aprender son incontables. El reto será aprender a afrontar esta nueva forma de enseñar y lograr la participación de los alumnos en todo este proceso.

Publicidad
Publicidad