PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Volver a las Raíces Para Seguir Caminando hacia el Éxito

Yolanda Moreno Arquitecta Tecnica/Diseñadora/Blogger Como Hacer que un Sueño se Cumpla
10 Dec 2017 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Estamos casi a mediados de Diciembre, mes en el que hasta los corazones más duros se reblandecen un poco gracias al Espíritu Navideño. Durante estas próximas semanas muchas serán las reuniones entre, familia, amigos, compañeros de trabajo…

En este post me voy a enfocar en la vuelta a las raíces, y con esto me refiero a reencontrarte, en mi caso por ejemplo, con tus amigas, las de siempre, con las que has compartido, niñez, adolescencia, juventud y aquellos de los momentos más buenos y también más malos en tu vida.

Las mejores amigas, esas que elijes como familia para caminar el camino de tu vida y que te conocen demasiado bien. Esas que con tan solo mirarte saben que pasa por tu mente.

Este pasado fin de semana tuve la suerte de poder reunirme con estas amigas, en nuestro Almuerzo Navideño, después de algunos meses sin vernos, ya que a veces aunque no estemos muy lejos, las obligaciones de cada una nos dificultan poder vernos más seguido. Aunque nos faltó una, que fue mama recientemente y no nos pudo acompañar, estuvo con nosotras de corazón.

Muchos pensareis, que tiene que ver un Almuerzo de Navidad con unas amigas con la Aventura Emprendedora, y eso es lo que voy a pasar a explicar:

Cuando te enfocas en sacar un proyecto de emprendimiento a gran escala, son muchas las energías que necesitas, y muchos los caminos que debes de recorrer, encontrándote en ellos a personas muy diferentes a las que puedes estar acostumbrada a tratar, las que pueden ser buenas o malas, con ello me refiero a que puedes en ocasiones unir tu camino emprendedor, o proyectos a personas que en un principio crees reman en tu mismo sentido, pero que con el tiempo te das cuenta que no son lo que pensabas y hasta te la juegan, haciéndotelo pasar mal. Por mi experiencia he comprobado, que los egos y envidia pueden llegar a hacer mucho daño, y por desgracia en este mundo hay gente con mucho ego y mucha envidia también, que no le importa pisarte de la peor manera con tal de quitarte la pizca de luz que puede estar alumbrándote.

Esto nos ha pasado a todos en uno u otro momento de nuestro camino emprendedor. Algo que aunque no quieras te daña y haces que bajes tus energías, distrayendo tu mente, perdiendo concentración y afectando a tu trabajo, ya que hasta que llegas a la conclusión de que debes de seguir y verlo como una experiencia más que te ha hecho ser más fuerte y aprender, pueden pasar semanas e incluso meses. Pero al final se llega a ese punto y se pasa página.

Para llegar pronto a esa conclusión, el mejor antídoto, el más eficaz, es volver a tus raíces, a esas amigas de siempre, que llevan contigo desde que tienes uso de razón y que te acompañan en este camino de la vida, donde no puedes explicar tu vida sin nombrarlas, porque forman parte de más del 50% de tus recuerdos, momentos bonitos o historia. Esas amigas que te conocen algunas veces mejor que tú misma, porque te llevan viendo desde fuera años. Que te hacen recordar quien eres y de que esta echo tu corazón.

Te hacen poner los pies en la tierra, volver a tu esencia, a tus raíces, para así volver con pies firme a tu camino emprendedor que te llevará al éxito que buscas. Ese éxitos es cumplir tus sueños, y retos sean cual sean los que te has marcado.

En estas líneas lo que intento explicar es la importancia que tienen nuestras raíces cuando estas recorriendo un camino difícil, lleno de experiencias buenas y malas donde a veces puedes llegar a perderte y donde gente con malas intenciones puede hacerte creer que eres una persona que en realidad no eres. Pero si volvemos a nuestra esencia, con la gente de siempre volveremos al camino correcto.

Por todo esto, mi consejo de esta semana Mis Queridas Aventureras Emprendedoras, es que aprovechéis este mes de Diciembre, para volver a vuestras raíces, donde una tarde de charlas, historias, risas y anécdotas del pasado, os pueden recordar quienes sois y de donde venís, así como el color de vuestra alma para seguir recorriendo este duro camino.

Publicidad
Publicidad