Post
anterior
Siguiente
Post

Ser mamá y Emprendedora a la vez

Yolanda Moreno.Diseñadora.Arquitecta Tecnica Como Hacer que un Sueño se Cumpla
12 Dic. 2016 3 comentarios

blogs_image_post_detail

Buenos días de Lunes, queridas Aventureras Emprendedoras

Esta semana toca hablar de cómo compaginar ser mamá y emprendedora a la vez.

En este tema se abren muchos caminos de debate, ya  que hay muchas opiniones diferentes, yo os voy a hablar bajo mi experiencia y punto de vista. Claro está que el libro de opiniones está en blanco y habrá mucha gente que no coincida conmigo.

Voy a empezar por describir un poco al rey de mi casa, porque así es, y además tiene nombre de rey, ya que se llama Juan Carlos. Cuando me dice la gente anda si tiene nombre de rey mi respuesta siempre es la misma, sí el rey de mi casa.

Juan Carlos nació un lluvioso domingo, 10 de Marzo de 2013, para mi marido y para mí, el mayor regalo que nos ha dado la vida. Es un niño cariñoso, obediente, muy simpático, abierto y muy guapetón con unos ojos enormes. Su mejor cualidad a sus casi cuatro años es su comprensión y conformarse cuando se le dice, esto no. Mi hijo desde que tenía 6 meses de edad le detectaron una alergia muy fuerte a la proteína de leche de vaca, huevo y cacahuete. Esto tiene como consecuencia no poder comer muchas cosas que son muy comunes en los niños de su edad, como por ejemplo, chocolates, galletas, chucherías y helados. Él, desde el primer momento que empezó a entender comprendió que no podía comerlo y hoy día cuando le dan algo que no puede comer el mismo lo devuelve y da las gracias. Lo que nos da ya cierta tranquilidad a su padre y a mí.

Ser mamá y emprendedora es a veces difícil, ya que tu hijo te pide tiempo para estar juntos y tu proyecto que es como un segundo hijo también, necesita tiempo, trabajo y esfuerzo para hacerlo crecer y andar. Muchas veces te encuentras en la encrucijada de decir qué hago si los dos necesitan de mí.

Las mamás trabajadoras tenemos que hacer malabarismos con el tiempo para poder atender las dos cosas. Mi hijo por ejemplo desde que tiene uso de razón me ha visto delante de un ordenador trabajando, y son mucho los días que lo he tenido que tener sentado encima y trabajar a la vez, porque se encontraba malito o tenía ganas de estar con mama y yo he tenido que hacer las dos cosas a la vez.

En mi caso por ejemplo, mi despacho o más bien como me gusta llamarlo mi rincón de trabajo, lo tengo en mi propia casa, en una habitación que tenía sin un uso determinado, llena de trastos, este verano decidí redecorarla y ponerlo ahí, para poder así, estar trabajando y tener a mi hijo cerca, ya que puede estar en la habitación de al lado jugando mientras yo estoy trabajando. Para mí esto es un lujo, porque así no tengo que estar separada de él, y el pobre no tiene que estar de una abuela a otra sin su mama. Que también tengo que decir bendita las abuelas que siempre están ahí para ayudar.

La peor parte de ser emprendedora, es,  cuando tengo que viajar y estar dos o tres días fuera de casa sin verlo, esos días se me hacen eternos. Al principio te sientes como un poco culpable por dejarlo, aunque se quede en las mejores manos de sus abuelas y papá. Pero hay que pensar que el día de mañana seremos un ejemplo para nuestros hijos. Ya que levantar una empresa o como es mi caso una firma de diseño de la nada, no es nada fácil, y esto requiere sacrificios, como el más grande, que es perder tiempo de estar con tu hijo. Pero en esta vida todo no se puede tener. Y con esto también le estamos enseñando que si quieren algo en la vida tienen que trabajar duro y luchar por ello, y tendrán nuestro ejemplo desde pequeños.

Ser mujer no significa solo estar destinada a casarte tener hijos criarlos y dedicarte a la casa, (yo respeto mucho a las mujeres que son solo amas de casa ya que es un trabajo bastante duro y muy poco reconocido) también puedes formarte y tener una carrera laboral de éxito ya sea formando tu propia empresa o trabajando para otros. Simplemente hay que creer en ello.

En mi caso me he encontrado con comentarios como, estás perdiendo el tiempo, dedícate mejor a tu hijo y tu casa y déjate de pamplinas, o tu hijo te necesita más que nada y lo estás abandonando.

Al principio estos comentarios me hacían sentir culpable, pero con el tiempo me he dado cuenta que ser madre y querer trabajar y crear tu sueño, tu propia empresa no es un delito y que mi hijo cuando sea mayor estará orgulloso de mi.

Mi ventaja es que mi marido me apoya al 100% en todo, como debe de ser, al igual que yo lo apoyo a él. Porque ser esposa y madre no significa solo estar en casa y cuidar de los niños, es algo más, es ser el pilar fuerte de tu familia y tener derecho a cumplir tus sueños.

 Por todo lo expuesto anteriormente, mi consejo de esta semana es , que ser mamá no te frene a cumplir tus sueños, porque se pueden compaginar las dos cosas perfectamente, que nadie exterior te frene, te haga sentir culpable por querer trabajar, cuando te pase eso piensa en el gran ejemplo que le estás dando a tu hijo o hija de luchar por tu sueño, para que el día de mañana ellos hagan igual con los suyos. Ser mamá es algo maravilloso pero no debe ser un freno en nuestra vida, ya que los hijos son el mejor motor para seguir hacia delante y luchar por lo que crees. El freno es la gente que te rodea que le da coraje no tener tu fuerza para emprender y te hace daño con comentarios inadecuados. Lucha por lo que crees y no escuches al que solo quiere que fracases por envidia o maldad.

Hasta la próxima semana

Que tengáis un buen Lunes casi navideño

Publicidad
Ines Dubla de la Calle

Ines Dubla de la Calle

Asesor financiero, Banco Sabadell

Gracias , me siento muy identificada contigo Seguimos luchado !!!
Laura García
Muy inspirador y positivo esta entrada, gracias por compartir!
Arte Ibañez

Arte Ibañez

Escultora-decoradora, Arte Ibañez

Un articulo muy claro y positivo.
Publicidad
  • Con la colaboración de:
  •  logo-evo
  • Descarga nuestra APP:
  • App Womenalia IOs en Apple Store
  • App Womenalia Android en Google play