Post
anterior
Siguiente
Post

Formas de Apoyar a las Emprendedoras Rurales

Yolanda Moreno.Diseñadora.Arquitecta Tecnica Como Hacer que un Sueño se Cumpla
16 Abr. 2018 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Esta semana os voy a hablar de un tema que ha marcado mi Aventura Emprendedora desde mis inicios, algo que siempre que puedo grito a los cuatro vientos, a la vez que lucho porque se vea su importancia.

Las que me seguís ya habréis visto en otros post como me declaro una Emprendedora 100% Rural. Me crie en las Huertas Abajo una pedanía cercana al pueblo de Arriate. Mi niñez e infancia estuvieron marcadas por las tradiciones y costumbres de mi querido Arriate. Desde hace casi 8 años vivo en Ronda. Menos los 5  años que estuve en la Universidad, estudiando en Granada, el resto de mi vida la he pasado entre Arriate y Ronda. Me considero Arriateña de nacimiento y Rondeña de adopción.

Desde Ronda lance hace más de año y medio mi proyecto emprendedor, desde cero, abriéndome sola las puertas y a veces con más cosas en contra que a favor. La impotencia que he sentido muchas veces en este camino que estoy recorriendo, me ha llevado a defender con uñas y dientes el papel de la Emprendedora Rural.

Esa mujer, que decide luchar por sus sueños y aspiraciones, desde un entorno rural, sin renunciar al pueblo que la vio crecer. Queriendo de esta forma innovar y generar empleo en sus orígenes. Esa mujer que sabe que emprender es difícil, porque requiere de muchos sacrificios en los primeros años, y es consciente que al hacerlo desde un entorno rural añade más escalones a la escalera que tiene que subir para alcanzar sus sueños. Esa mujer que a veces es juzgadas por hacer un proyecto que puede a veces salirse de lo común en su zona, donde tiene doble trabajo, por un lado convencer a posibles clientes e inversores y por otro lado, a veces más complicado, convencer a ese entorno que la rodea de que su idea más de ser una locura es algo bueno que la hará crecer como profesional.

Todo eso y más cosas que podría poner, es una Emprendedora Rural. Esas mujeres que son la clave para el futuro de los pueblos. Porque son las encargadas de traer la vida al mundo y hacer que las generaciones sigan caminado en este mundo.

Han sido las grandes olvidadas durante muchos años, pero parece que el mundo ya está despertando, y en los últimos dos años se están creando iniciativas para visualizarlas y ayudarlas en su camino emprendedor, para que no se sientan solas y puedan prosperar sus ideas.

Una de ellas es el Programa Impulsa Mujer Rural creado por la empresa Benagui, y que se está ejecutando en la Provincia de Guadalajara de mano de la Diputación de Guadalajara.

Este programa consiste en apoyar a la Emprendedora Rural, desde el minuto cero que empiezan a subir la escalera hacia sus sueños.

Su grupo de expertos la guían en su idea, le dan formación en aquellos campos donde ellas están más débiles, y sobre todo, tienen a una persona 24 horas a la que acudir de físicamente, por teléfono o por vídeo-conferencia, porque no olvidan lo importante de la conciliación y las distancias, que la apoya al 100% en todas sus dudas, miedos y retos a los que se tiene que enfrentar ella sola.

Es como si tuvieras una mano que te ayuda a subir los escalones más difíciles de la escalera de tu destino profesional.

Este Programa se basa en:

  1. La generación de herramientas online para ofrecer a las emprendedoras un lugar accesible, adaptado a sus posibilidades de conectividad, accesibilidad y desenvolvimiento con respecto a un perfil individualizado de asesoramiento y promoción con todos los recursos que se generen, incluyendo estructuras colectivas para interconectar distintos grupos de destinatarias.
  2. Acompañamiento personalizado tanto online como off line y de forma individual para todas las emprendedoras.
  3. Talleres de formación y capacitación sobre habilidades comunicativas, venta online, redes sociales, creación de contenidos web, marketing y gestión económico-financiera. De forma presencial y virtual.
  4. Talleres para las mujeres que estén realizando o quieran empezar la búsqueda de empleo.

Los resultados de su primera actuación han sido 20 proyectos iniciales de diferentes ámbitos, de los cuales hoy día  9 ya están funcionando, y en la parte de búsqueda de empleo 7 de las 16 mujeres ya están trabajando.

Además de este acompañamiento han realizado jornadas tan impactantes como coaching asistido caballos, provocando un impulso mayor en cada una de ellas y del grupo, reconociendo desde el primer momento sus miedos y sus dudas, pero también sus ganas de hacer.

He sido testigo de esta iniciativa, mirando desde fuera a ese primer grupo de mujeres de la provincia de Guadalajara que se unían en esta nueva forma de ayudar a las emprendedoras rurales y, como se dice, los resultados relejan todo. Y crear una comunidad de emprendedoras de toda la provincia, donde se apoyan unas a otras eso es un gran tesoro.

Estas mujeres, aunque el programa se haya acabado, siguen apoyadas por este grupo de profesionales que no le sueltan la mano para que sigan subiendo la escalera hacia su destino profesional.

Si lo comparo con mi propia Aventura Emprendedora, como le he comentado muchas veces a Nacho Redondo, uno de los creadores de este programa, me hubiera encantado tener un programa así desde mis inicios, porque me hubiera evitado a lo mejor coger caminos incorrectos, y no hubiera sentido esa soledad de subir sola la escalera que a veces asusta tanto.

Por tanto mi consejo de esta semana Mis Queridas Aventureras Emprendedoras es que aprovechéis todas las herramientas que están apareciendo como este programa Impulsa, para ayudar a la Emprendedora Rural, porque solo si trabajamos todos unidos podremos conseguir hacer ver la importancia que tiene la Emprendedora Rural en este país. Somos el futuro de los pueblos y unidas tenemos que hacerlo ver.

http://www.benagui.es/impulsa/

Publicidad
Publicidad