PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La inteligencia emocional

Mirian Hernando de Frutos Coachingo
21 Jul 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Cuando hablamos de que una persona es inteligente, generalmente lo conectamos con su coeficiente intelectual. Pero hay un tipo de inteligencia que es incluso más importante para la persona, la inteligencia emocional.


Es una manera de conocer y aprender a gestionar nuestras emociones así como comprender las de los demás. En este ámbito se encuentran herramientas tan útiles e imprescindibles como la empatía, la asertividad, la escucha activa…que hacen posible una comunicación más completa y profunda con nuestro entorno.


La inteligencia emocional es algo que se puede desarrollar, pero para ello tenemos primero que identificar los sentimientos que surgen en cada situación, tanto los propios como los ajenos. Sólo de esta manera podremos aprender a controlarlos o expresarlos según el contexto.
Decir cómo te sientes es algo bueno y necesario, pero también lo es hacerlo de manera razonable y sin faltar al respeto en el caso de que sea algo negativo. En ese autocontrol está la clave para  reforzar la confianza en uno mismo y no arrepentirse de acciones erróneas con los demás. Y si se erra, reconocerlo. 


Por otro lado, aquella persona que tenga una alta inteligencia emocional no se mostrará ofendida por comentarios constructivos, pudiéndolos diferenciar fácilmente de los que están hechos con mala intención.  Esto posibilita que sea capaz de reconocer y alejar de su vida a aquellos que no tienen más que un comportamiento tóxico tanto para sí mismos como para los demás. Es importante que la propia persona tenga seguridad en lo que hace y en cómo lo hace, pero no es menos relevante la influencia del entorno directo. 


Puesto que es una persona que llega a tener  un alto grado de conocimiento de sí misma, sabe bien cuáles son sus fortalezas y debilidades. Así, intentará mejorar aquello que cree posible y tomará mejores decisiones en todos los ámbitos de su vida. Esta motivación también hace que cualquier cambio no suponga un problema, sino una nueva oportunidad.

Publicidad
Publicidad