PREVIOUS_POST
NEXT_POST

La importancia de conocerse a uno mismo

Miriam Hernando de Frutos Coachingo
15 May 2018 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Muchas veces nos enfocamos tanto en  saber más de las personas que están a nuestro alrededor  (para bien o para mal) que nos olvidamos de algo fundamental, conocernos a nosotros mismos.

Quizá no damos tanta importancia a la propia introspección porque  nos negamos a no saber cómo somos, qué pensamos y cómo queremos actuar ante cualquier situación. Pues bien, todas las personas, sin importar el grado de seguridad que tengan en sí mismos, necesitan un tiempo de reflexión para llegar a configurar de forma consciente su forma real de ser. Reafirmar así cuáles son realmente los valores y principios, base de la forma de actuar y personalidad del individuo.

De esta manera, se puede descubrir una incoherencia que, a pesar de sus connotaciones negativas, es algo de lo más común. No siempre aquello en lo que nos educaron coincide con lo que quieres o  sientes que debes hacer. Cuando esto pasa nos encontramos ante una encrucijada que no siempre es resuelta y se corre el riesgo  de  que quede arrastrando durante mucho tiempo. Esto genera una frustración que mostraremos de alguna manera.
Conocernos realmente implica muchas cosas, la mayoría de ellas buenas, pero no siempre es así. Aceptarse tal y como somos no es siempre fácil ni un camino de rosas. No hay que olvidar que vivimos en un marco social y familiar en el que nos apoyamos y queremos ser aceptados.
Pero, lo que está claro, es que, a pesar de posibles dificultades, no hay opción mejor que aceptarnos y defender nuestra forma de ser, pensar y actuar frente a nuestro entorno.

Sólo de esta forma llegaremos a alcanzar ese estado deseado de paz y tranquilidad en el que haya total coherencia entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Un punto clave para nuestra felicidad.

Publicidad
Publicidad