Siguiente
Post

Desaprender, el comienzo de toda evolución

Mirian Hernando de Frutos Coachingo
20 Jun. 2016 0 comentarios

blogs_image_post_detail

Por afición y quizá con vistas a una futura profesión, he comenzado  a introducirme en el amplio mundo del coaching. Un tema muy interesante a la vez que complejo (teniendo que ver con comportamientos humanos no esperaba menos) que iré desentrañando por aquí.


Para empezar, me ha llamado la atención un concepto, el de ‘desaprender’. Pues bien, esto no quiere decir eliminar todo aquello que hemos ido construyendo a lo largo de nuestra vida, sino cuestionarlo. Poner en duda y reflexión los cimientos a partir de los cuales nos regimos y tomamos nuestras decisiones. De esta manera, podremos vaciarnos de prejuicios e ideas preconcebidas y mantener la mente abierta para dejar paso a un crecimiento interior que nos hará llegar a nuestros objetivos.


Esta técnica  es recomendable cuando algo de nuestra vida no funciona, estamos bloqueados y no sabemos bien por qué ocurre ni cómo solucionarlo. Y es que el hecho de ‘desaprender’ implica necesariamente salir de la famosa zona de confort. No podemos utilizar los mismos instrumentos que nos servían hasta ahora…y eso da miedo, un miedo a lo desconocido muy necesario, puesto que es la antesala del cambio, algo que a mi juicio siempre es positivo.


Es lógico que nos guiemos por las consignas que desde la familia y el entorno social  nos llegan. Esto determina nuestra forma de actuar, pero eso no significa que sean inamovibles. En ocasiones no ayudan a conseguir nuestras metas o nos hacen infelices, puesto que nos convertimos en lo que quieren que seamos, no en lo que realmente queremos ser.


En definitiva, desaprender para aprender tiene como finalidad construir nuestra verdadera identidad, pero ejerciendo un desarrollo interior, sin influencias externas que nos lleven a confusión y nos fuercen a tener una serie de hábitos que en realidad no concuerdan con nuestra forma de pensar.


Y es que ya lo dice Eduardo Punset,

‘Desaprender la mayor parte de las cosas que nos

han enseñado es más importante que aprender’

Publicidad
Publicidad