PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Brainstorming. La tormenta de ideas

Miriam Hernando de Frutos Coachingo
16 Sep 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

‘Brainstorming’, una palabra anglosajona que se utiliza mucho en los departamentos creativos. Se trata de lanzar propuestas que se nos vayan ocurriendo de forma continua y luego ir desechando. Una manera de abrir la mente y refrescar nuestras ideas que también viene como anillo al dedo para muchas situaciones de nuestra vida.

Ante un bloqueo mental de cualquier tipo es un buen método sentarse y pensar en todo aquello que se nos ocurra, anotarlo y sobre ello ir creando alternativas.

Generalmente, el brainstorming es grupal puesto que a través de la interacción entre iguales es como mejor se pueden sacar conclusiones que nos sirvan para avanzar y destruir barreras. Es conveniente además juntarse con personas que tengan las mismas metas, ya que así es más que se produzca una aportación mutua. No más de cinco o seis  para no hacer muy tedioso el proceso.

Hay que tener en cuenta a la hora de poner en práctica esta técnica que  cada uno tenga un tiempo para expresarse sin ser cortado y que haya un cierto orden para que sea un trabajo productivo. Con este fin es recomendable que uno de los integrantes haga de moderador.

En esta lluvia de ideas todas valen. Y cuando digo todas es todas, hasta aquella que se te pasa por la cabeza y no expresarías porque te parece absurda. Pues bien, a lo mejor de ahí puedes desarrollar otra más importante que conecte con otra que sea la definitiva.

Brainstorming, un método del entorno empresarial que también nos puede valer para cualquier otro terreno en el que nos encontremos perdidos. ¿Te animas a probarlo?

Publicidad
Publicidad