PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Estoy educando a mis hijos de la forma correcta

Neus Escoda M. "El Blog de Neus"
25 Feb 2019 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

¿Soy un buen padre/madre?

La pregunta tiene su intríngulis, ya que, ¿quien es la persona más cualificada para responderte?: tus propios hijos, tu mujer, tu marido, tus padres, tus amigos…….NO a ninguna de las propuestas.

No hay nadie que pueda decirte la mejor forma de educar o tratar a tu prole y como no llevan libro de instrucciones, tendrás que hacerlo tú de la mejor forma que creas.

Si bien todo eso es cierto, siempre puedes tomar nota de consejos, pautas y observaciones que lleguen, de personas estudiosas o por simple experiencia (amigos, maestros, familia) y de esta forma saber de forma general qué es bueno enseñarles y qué no.

Aunque ya he hablado de este tema en varios de mis post, en esta ocasión me gustaría darte otra perspectiva que me ha surgido después de ver el vídeo del Daily Goldcast y en el que el protagonista es “Sadhguru” (maestro espiritual o yogi) del siglo XXI. Sí, ya sé que puede sonar raro que un yogui que seguramente no tiene ni descendencia te diga cómo educar a tus hijos, pero como te decía antes, hay gente muy instruida o que medita mucho y observa el mundo desde una perspectiva diferente a la que utilizamos el resto de mortales, que nos pueden dar ideas en las cuales no habíamos reparado y que son tan o más viables que las que ya conocemos (a veces incluso mejores)

Este es el enlace del vídeo (el vídeo está en inglés, pero si no te apetece oirlo o no sabes inglés no te preocupes porque en el post hago un pequeño resumen de él):

https://www.facebook.com/dailygoalcast/videos/356173995213765/

Partiendo y enlazando con este vídeo, estoy completamente de acuerdo con Sadhguru, a los niños no podemos tratarlos toda la vida como si fueran niños, ya que llega un momento (sobre todo en la adolescencia) en la que se nos quedan mirando y preguntándose ¿quién demonios eres tu?

¡Ni tus propios hijos te reconocen!

Toda su vida los hemos tratado como si fueran niños de 4 o 5 años, y eso mientras el niños es pequeño, no pasa nada, pero cuando es ya adolescente y empieza a compararse con sus amigos y ve la forma en que los tratan el resto de padres, empieza a plantearse que los suyos….no están muy bien de la cabeza o son unos extraterrestres.

Y todo eso ocurre por nuestra culpa, porque cuando son bebés, los tratamos como si fueran tontitos: a bubu, gogogo, y más palabritas sin significado que si nos viéramos por un agujerito, nos avergonzaríamos de nosotros mismos.

Es como cuando uno va al extranjero y como no sabe el idioma empieza a hablar despacito y gritando más de lo normal para que nos entiendan ¿sabes a lo que me refiero, verdad? Pues eso, vergüenza ajena.

En este caso, el problema surge cuando el niño crece y seguimos con el mismo vocabulario o tratándolo de la misma forma.

  • Dándole de comer
  • Haciéndole la cama
  • Hablando por él.
  • Tomando sus decisiones
  • Escogiendo su ropa
  • Escogiendo sus amigos
  • Diciéndole cómo debe hablar o comportarse.
  • Etcétera…

Sadhguru pone como ejemplo que cuando los niños son pequeños y empiezan a gatear, los padres hacemos lo mismo poniéndonos a su lado para darle todo nuestro apoyo. Pero que cuando llegan a la adolescencia y ellos empiezan a bailar y saltar, si nosotros nos pusiéramos a su lado y siguiéramos gateando…..¿sería ridículo verdad?

Pues esa es la idea, debemos darnos cuenta que habitualmente tratamos a nuestros hijos como si no crecieran, como si se hubieran detenido en los 2 ó 3 años, y eso impide que le ayudemos a crecer como persona. Imagina que tienes dos hijos y a uno de ellos siempre le tratas como si fuera tontito: terminas sus frases, tomas sus decisiones, le ayudas a vestirse, le das de comer, ¿qué es lo que aprenderá? ¡NADA DE NADA! Porque se lo hacemos todo nosotros.

Pero si por el contrario, a medida que nuestro hijo va creciendo le vamos tratando de forma más adulta y marcándole retos que le ayuden a superarse, a crecer física y mentalmente, este niño se superará cada día y conseguirá sentirse satisfecho de si mismo, tendrá una autoestima a prueba de bombas y eso hará que durante toda su vida no tema enfrentarse a nada y a salir de su zona de confort, porque sabe que puede con todo y que además tiene siempre a su lado como un apoyo continuo a sus padres (pero no gateando, sino simplemente cerca, haciendo su propia vida).

RESUMIENDO: Si quieres ver crecer a tus hijos sanos física y mentalmente, debes educarlos como la persona que quieres que se convierta y de la que sentirte orgulloso/a.

Verdad que no te sentirías orgulloso de un chico/a que no supiera tomar sus propias decisiones, que no saliera con nadie por miedo al rechazo, que viniera a comer a casa cada día (o no se hubiera ido de ella aún con 40 años) porque no sabe hacerse ni un huevo frito, o que trabaja en un lugar que no le gusta por miedo a cambiar, etc. etc.

Pues con todo eso lo puedes ayudar desde ahora mismo que aún es pequeño, dejando que se vista solo, dejando que queme su primera tortilla, dejando que haga su cama aunque esté llena de arrugas. Apoyándole para que se apunte a ese curso de inglés (aunque a ti te dé miedo viajar y pienses que para qué le va a servir), dejando que haga ese taller de cocina, pintura o fotografía (da igual que a ti no te guste o no creas que le sirva para nada) al final todo este aprendizaje es el que le llevará a un futuro de éxito, en su trabajo al saber idiomas, con sus hobbies haciendo fotos e incluso reportajes para sus amigos, con su pareja al saber cocinar muy bien, etc. etc.

Simplemente hazte una pregunta:

¿Cuál es mi objetivo al educar a mi hijo?

Esta es la gran pregunta y sólo con tu respuesta sincera te darás cuenta de los fallos que realizas al educarle y qué cosas deberás implementar a partir de ahora si quieres sentirte orgulloso/a de él o ella.

a) Si tu objetivo es que tu hijo pueda valerse por si mismo y tenga éxito en la vida y sea feliz gracias a tus enseñanzas y que ha tenido que luchar y espabilarse para ganarse la vida y estudiar y hacer de todo para crecer y ser un adulto con valores….…….tienes que utilizar las pautas que te he dado.

b) Si por el contrario tu objetivo respecto a el es que te cuide cuando seas mayor y te haga compañía los domingo y poca cosa más……..pues sigue con lo que estás haciendo hasta ahora, dáselo todo hecho, dale dinero cuando te lo pida, hazle muchos regalos y dile lo bueno que es todo el tiempo.

¡Te deseo lo mejor, para ti y para tus hijos!

Y recuerda: si crees que con ayuda lo conseguirás de forma más rápida y efectiva, ya tienes mi mail y mi teléfono, contacta y buscaremos la mejor forma para conseguirlo.

Publicidad
Publicidad