Post
anterior
Siguiente
Post

Soft Skills. Las habilidades del éxito

Laura García García Coaching con Laura
13 Nov. 2018 6 comentarios

blogs_image_post_detail

En un mundo empresarial tan cambiante como el actual, cada vez se hace más necesario desarrollar habilidades para lograr el éxito.

Las empresas y las organizaciones tienen la necesidad de ser más dinámicas, equilibradas y competitivas. Se hace imprescindible una asignación más eficiente de los recursos. Y, también, un nuevo tipo de profesional emocionalmente más inteligente, realizado y consciente. Que pueda hacer frente y resuelva las demandas del exterior.

Por esto, ahora más que nunca se fomenta el aprendizaje de habilidades y competencias  intrapersonales. Habilidades que permitan a los profesionales dirigir mejor su vida, relacionarse mejor consigo mismo y con los demás. Con el fin de alcanzar sus objetivos y conseguir una mayor armonía entre el pensamiento, la emoción  y la conducta.

Profesionales que además de poseer los conocimientos técnicos necesarios para el desarrollo de un determinado puesto de trabajo, tengan la capacidad la manejar y gestionar las situaciones personales y profesionales que les ocurren.

A estas habilidades intrapersonales son las llamadas “habilidades blandas” o Soft Skills.

Habilidades para lograr el éxito más demandadas por las empresas 

  • Habilidades de comunicación. De nada sirve tener muchos conocimientos si no somos capaces de transmitirlos a nuestros clientes o equipos.  La escucha activa es un elemento clave en este punto. Ya que, a través de ella, no sólo se atiende lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo.
  • Capacidad de organización. Para llegar a la eficiencia profesional. Con capacidad de planificar, distribuir y ejecutar los proyectos y tareas. Una persona capaz de programar y distribuir el trabajo en función de unos tiempos y objetivos realistas.
  • Trabajo en equipo. Elemento clave para el éxito en el trabajo. Un equipo es un grupo de personas unidas por un propósito común. En el que el “todo” es mucho más que la suma de las partes. Las empresas necesitan profesionales y líderes que sepan poner al servicio del equipo sus conocimientos y habilidades. Colaborando con ellos para generar ideas más creativas y dejando de lado los comportamientos egoístas.
  • Habilidades sociales. Son todas aquellas que nos permiten vivir en armonía con los demás. La asertividad, la empatía, la capacidad de negociación,  el respeto y el pensamiento positivo, son algunas de ellas.
  • Adaptabillidad. Entendida como la capacidad de adaptarse a los cambios, es una de las habilidades más importantes en el mundo actual. Hace referencia a la capacidad de tenemos los humanos a modificar nuestra conducta para conseguir los objetivos propuestos cuando se presentan dificultades. Ya que, es importante recordar, que un pensamiento y comportamiento rígido nos lleva, inevitablemente, al sufrimiento.
  • Resiliencia. Entendida como la capacidad para superarse ante la adversidad. A estas alturas, todos nos hemos dado cuenta de que las cosas no siempre salen como las queremos o como las teníamos planeadas. Y, para que seamos capaces de sobreponernos a estas situaciones adversas, es básico hacer de nosotros seres emocionalmente inteligentes. Por ejemplo, ¿cuántas veces se levanta un niño tras caerse mientras aprende a andar? Sin duda, esa capacidad de superación es la que les lleva al éxito y a la consecución de objetivos. 
  • Proactividad. Tener iniciativa, liderar, buscar soluciones, comprometerse y responsabilizarse… son algunas de las características de las personas proactivas.

Como ves, la importancia de las habilidades para lograr el éxito es enorme. Las habilidades blandas representan hasta el 75% del éxito de un individuo, mientras que los conocimientos técnicos o habilidades duras tan solo representan el 25%.

La buena noticia es que tanto unas como otras se pueden desarrollar y mejorar. Unas, a través de manuales y cursos formativos. Y, las otras, gracias a un trabajo de crecimiento personal que implica voluntad, constancia, conciencia y atención en la forma de comportarnos.

El  coaching ha llegado al mundo de la empresa y al ámbito educativo para quedarse. Ya que ha demostrado ser una potente herramienta de desarrollo de estas habilidades que mejoran el nivel de satisfacción de los individuos y  la efectividad y productividad de las organizaciones. ¡Anímate a incorporarlo a tu vida y a tu equipo!

Laura García

Psicóloga y coach

www.coachingconlaura.com

Publicidad
Laura García García

Laura García García

Formadora y Coach personal, Coaching con Laura

Muchas gracias Andrea!
Andrea König Fleischer

Andrea König Fleischer

Colaboradora, www.sudcalifornios

Me encantaron tus buenos consejos que se pueden poner en práctica cada día!
Laura García García

Laura García García

Formadora y Coach personal, Coaching con Laura

Muchas gracias Laura!
Publicidad