PREVIOUS_POST

Qué son las preocupaciones y cómo gestionarlas

Laura García García Coaching con Laura
11 Feb 2020 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Gestionar las preocupaciones es algo que forma parte de la vida de toda persona. Tanto si tenemos una vida feliz, como si no, todos experimentamos situaciones de preocupación en diferentes momentos.

A diario, escucho a mis pacientes hablar de las cosas que les preocupan. A mi hija, a mi marido, a mi amigos, familiares e incluso, a mí misma. Porque, todos tenemos preocupaciones. Y, eso es algo completamente normal.

Sin embargo, no para todos tienen el mismo peso en su día a día ni las gestionan de la misma manera.

¿Qué son las preocupaciones? 

Si atendemos a su definición, desde el punto de vista psicológico, podemos decir que durante mucho tiempo se consideró un componente más de la ansiedad.

En un principio, aparece como un intento de resolver un problema pero que puede llegar a convertirse en algo problemático o patológico cuando nos preocupamos por sucesos que es improbable que ocurran. O, cuando las convertimos, en pensamientos que dan vueltas y vueltas en nuestra cabeza, sin llegar a ningún sitio.

Es un sentimiento paralizante, que inmoviliza a las personas en el presente por algo que sucederá en un futuro. De hecho, si nos fijamos en la palabra, lo entenderemos mejor. Pre-ocupación: lo que ocurre antes de ocuparnos.

Cuando prevemos un problema nuestra mente se pone en marcha para buscar una solución. Los pensamientos nos ayudan a simular nuestro posible comportamiento y las reacciones ante él. Cuando eso ocurre, planificamos y buscamos soluciones.

Hasta ahí todo es normal. Sin embargo, en la realidad no siempre sucede así. Y, el principal problema, es que tendemos a preocuparnos por cosas que, o bien no han pasado o si lo han hecho, suelen ser menos negativas o catastróficas de lo que ocurre en nuestra imaginación.

Las preocupaciones nos generan, entre otros síntomas,  ansiedad, falta de energía, problemas de sueño o de concentración y bloqueos.  Son como pequeños ladrones de tiempo que nos impiden vivir el presente y nos mantienen atados a nuestra mente.

Parecería como si, al preocuparnos por las cosas, éstas se resolverán con una mayor facilidad o encontraremos la mejor solución posible. Sin embargo, estudios psicológicos han demostrado que hacerlo no reduce la probabilidad de resultados negativos ni aumenta la de los exitosos. De hecho, ni siquiera es efectiva para resolver problemas concretos y reales.

Si esto es así, parece importante aprender a gestionar las preocupaciones. Ya que ha quedado demostrado que no nos ayudan en nuestro día a día, más bien todo lo contrario.

Pero… ¿de qué forma? Porque supongo que habrás notado que cuando un pensamiento de este tipo aparece en tu mente, desencadena una serie de pensamientos automáticos, a cual más negativo, que hace que la preocupación vaya en aumento.

Gestionar las preocupaciones. ¿Cómo? 

Para gestionar las preocupaciones y evitar que se conviertan en algo patológico, se hace necesario realizar un entrenamiento en conciencia plena.

La meditación o el Mindfulness son dos excelentes métodos para conseguir mantener nuestros pensamientos a raya y en el presente. Ocupándonos de lo que realmente está ocurriendo y evitando que nuestra mente se vaya al futuro a anticipar.

Entre sus principales beneficios están:

  • La aceptación de la incertidumbre como parte de la vida
  • La aceptación de nuestras propias sensaciones, agradables o desagradables
  • El desapego de los pensamientos y a la toma de perspectiva con respecto a ellos.

Solo así podremos cuestionarlos y ver lo irracionales o improbables que pueden llegar a ser los sucesos que anticipamos.

Conseguir una conciencia plena no es fácil, requiere de entrenamiento y perseverancia, pero los resultados son muy buenos.  

¿Crees que necesitas aprender a gestionar tus preocupaciones de forma efectiva? Si es tu caso, no dudes en contactar conmigo. Comprobarás como puedo ayudarte a superar las preocupaciones y bloqueos que te impiden realizarte como persona y ser feliz.

Laura Garcia

Psicologa & Coach

www.coachingconlaura.com

Publicidad
Publicidad