PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Universo Millennials

Nerea Torres Egüén Camino hacia la cumbre
25 Mar 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

A menudo hablo en este blog de cambios y transformaciones, de la velocidad de las novedades tecnológicas, en fin del torbellino digital en el que vivimos. Hoy me gustaría resaltar algo evidente y es que detrás de todas las tendencias y nuevas corrientes siempre hay nuevos protagonistas; y parece lógico pensar que esas personas son distintas de aquellas que han venido a relevar. Si los yuppies, o la Generación X, tuvieron su nombre, su "cultura", su forma de hacer y su tiempo; ahora llegan los "millennials", o la Generación Y, que vienen a tomar el relevo en las compañías y en la sociedad con sus propios códigos.

Estamos ya viendo cómo la generación menor de 30 años, nacida con el cambio del milenio y que suponen en todo el mundo algo más de 1700 millones, se integran en nuestras organizaciones. En concreto en España hay un total de 8.153.428 jóvenes, etiquetados como millennials.

Su nombre hace referencia a la generación del cambio de milenio. Son jóvenes menores de 30 años que han crecido en la sociedad del bienestar y la comodidad, con más facilidades económicas que sus padres, licenciados en un porcentaje muy alto, muy concienciados de los problemas del Medio Ambiente, muy sociables y colaborativos, muy cómodos en el trabajo en equipo, multilingües, adaptados a los entornos internacionales, y orientados a buscar otro modelo de carrera profesional que el que han visto hasta ahora. Pero, sobre todo, son nativos digitales.

Los millennials creen, en ese sentido, que pueden enseñar mucha tecnología a los más veteranos; viven, compran y sociabilizan en la red, a través de sus smartphones y tabletas que son su entorno natural. Esa es la gran ventaja que pueden aportar cuando las organizaciones afrontamos la transformación digital. Por otra parte, cuando vives en sus parámetros, el marketing tradicional, los horarios o parámetros laborales convencionales no cuadran contigo. Ellos saben que el marco laboral ha cambiado y cuentan con que el trabajo para toda la vida se acabó por lo que el realizado por proyectos cobra mucha más importancia; necesitan saber que se les valora y que se les dé importancia durante el tiempo que permanecen en la empresa. También se distinguen por estar dispuestos al aprendizaje continuo y a aplicar nuevas herramientas.

Ahora debemos preguntarnos si en nuestras empresas estamos preparados para contar con ellos y su forma de trabajar. Esto va a ser imprescindible porque en el 2025 serán el 75% de la fuerza laboral mundial, y nuestras organizaciones se van a encontrar con una generación con un perfil digital que les hace exigir siempre respuestas y soluciones rápidas; también con una clara preferencia por su tiempo libre antes que por mayores remuneraciones; con lealtad a las marcas que son determinantes para ellos mostrándose proclives a dejar una empresa si creen que ésta no cumple con sus valores oficiales. Tenemos que prever que es fácil que no se adapten a un trabajo de ocho horas si no les aporta nada personalmente porque su plan personal de desarrollo profesional es fundamental para ellos, de modo que veremos un alto nivel de rotación de nuestros colaboradores. Un reto más en la transformación de nuestras compañías. Bienvenidos los millennialls.

Publicidad
Publicidad