PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Las ciudades del futuro y sus aeropuertos

Nerea Torres Egüén Camino hacia la cumbre
14 Sep 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Los defensores de estas construcciones del futuro aseguran que los aeropuertos cumplen, y seguirán haciéndolo, la función de los puertos hace doscientos años cuando las ciudades se instalaban junto a los puertos que permitían el comercio, el intercambio económico y el crecimiento de las urbes. Luego, la evolución de la cadena de transporte nos llevaría a las carreteras, los puertos, los aeropuertos y..., ahora, las aerotrópolis.

Los aeropuertos de construcción más reciente ya no se enfocan como esos centros aeroportuarios de función pública de hace décadas, sino con una vertiente privada, comercial, que condiciona su construcción y diseño. Ahora, también es muy importante el marketing del sector servicios y de las empresas privadas.

En el mundo global, las empresas fabrican sus productos en distintos países y la logística debe evolucionar para que ese transporte de mercancías entre países y mercados sea lo más rápido y eficaz. Por otra parte, para el viajero que llega a una ciudad sólo un par de días por motivos de negocios, puede disponer de una mini ciudad que satisfaga todas sus necesidades profesionales y de ocio con las aerotrópolis.

Igual que he compartido esta visión de futuro que nos afecta a todos, a nuestras ciudades y nuestros transportes, tengo que reconocer que se abren muchas incógnitas. ¿Qué pasaría con estas ciudades/aeropuertos si se produce una crisis de petróleo? ¿Tienen en cuenta que muchos objetos, por voluminosos, no viajan por líneas áereas? ¿Resultan inabarcables en estas construcciones de estas dimensiones? Y las ciudades inteligentes ¿Van a acabar con nuestra intimidad a fuerza de tecnología? ¿Ha muerto la privacidad? ¿Se podrán compartir las tecnologías entre ciudades? ¿Podrá la ciberseguridad afrontar los nuevos desafíos?

Publicidad
Publicidad