PREVIOUS_POST

El nuevo Management

Nerea Torres Egüén Camino hacia la cumbre
22 Jan 2016 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

En el primer post de este año 2016, además de desear un año feliz y productivo para todos los que lo lean, me gustaría recopilar algunas ideas que se oyen en diferentes foros y por las que apostamos los directivos sobre lo que llamaríamos el "nuevo management. " Demasiados cambios económicos, demasiada rapidez en los mismos y, sobre todo, demasiada transformación digital y tecnología como para que no nos planteemos que el management pide un cambio importante.

Se trata de un movimiento profundo en la gestión de compañías y personas en el que debemos contar con los tecnólogos quienes nos dicen que vamos a convivir con las máquinas cada vez más y de manera más natural. Las polémicas sobre si los robots nos van a quitar o no los puestos de trabajo recogen las opiniones diversas sobre el particular pero no van a poder ocultar que drones y robots se van a instalar en nuestras fábricas y compañías y los managers deberán saber cómo articular ese diálogo entre empleados y máquinas.

Llevamos muchos años hablando de la imprescindible innovación que mejora nuestra productividad y nos hace competitivos. Ahora, esa innovación no tendrá que ver con la I+d+i sino que tenemos que gestionar innovando en la forma de manejar toda la abrumadora información y conocimiento que nos trae la nueva situación en la que nos desenvolvemos. No nos podremos permitir el lujo de no hacer nada al respecto. Debemos afrontarlo y manejarlo de forma que nos permita mejorar nuestra oferta de productos y servicios y la relación con nuestros clientes. Entre otras cosas porque nuestros competidores sí lo harán.

El nuevo management apuesta por la transparencia sin fisuras. Casi podríamos decir que esa transparencia nos viene dada cuando todo ocurre en las redes sociales por lo que empleados y clientes la demandan más que nunca.

Un reto estrella es el de las nuevas relaciones laborales que incluiríamos en ese nuevo management en el que debemos adaptarnos a los bruscos cambios en ciclos económicos y a los nuevos grupos de profesionales cuyo talento queremos captar. La revolución tecnológica provoca un cambio de escenario que permite combinar el trabajo presencial con el trabajo a distancia más que nunca. Los trabajadores del futuro, nuestros empleados, serán knowmads (know- conocer- y nomad-nómada); también apostarán por el outsourcing y crecerá el número de intraemprendedores.

Esos nuevos empleados incluyen a los nativos digitales cada vez más exigentes en cuanto a la calidad de su trabajo, a su apuesta por un proyecto profesional y no solo económico y una buena preparación. De los millennials estamos evolucionando a los que se conoce como centennials que son aún más exigentes en términos de necesidades y exigencias en su entorno laboral.

El nuevo management incluye, como he comentado en este blog en varias ocasiones, la transformación de los directivos en directivos digitales que sepan controlar su producto y sus mensajes en internet y en las redes sociales. No basta ya con el email o con una web aseada que muestre cierta imagen de la compañía; hay muchas herramientas informáticas que controlar para poder sacar el máximo partido para tus productos. El nuevo management recluta el talento en un alto porcentaje a través de las redes sociales y de la identidad digital de los candidatos de modo que los directivos no nos podemos quedar atrás en nuestra propia identidad digital.

En el nuevo escenario los perfiles profesionales cambian de forma importante porque las competencias necesarias son radicalmente distintas a las tradicionales. En muy poco tiempo veremos profesiones que ni siquiera existen hoy y esa adaptación se mueve a la velocidad de vértigo. Los nuevos perfiles con nuevas competencias necesitan establecer nuevas conexiones con el resto del equipo y eso lleva a los profesionales de Recursos Humanos a afrontar retos muy importantes y siendo decisivos en las nuevas estrategias de las compañías.

Recientemente me hacía una entrevista Laila El Qadi para "El Marsupio" y, antes de la propia entrevista, le comentaba la importancia de esta transformación digital que va a implicar un nuevo estilo de liderazgo para gestionar el cambio y alcanzar el éxito, no sólo dentro de nuestras organizaciones sino de nosotros mismos como profesionales. Laila también hizo una reflexión muy interesante relacionada con las nuevas formas de comunicación en un mundo tan digital. La comunicación predictiva utilizando el big data para entender y predecir los comportamientos y necesidades de clientes pero también empleados y, en definitiva, de todos nuestros stakeholders. Me apasionó esa perspectiva de la comunicación interna que puede ser tan interesante para conseguir construir entre todos esos entornos de trabajo donde se procure el bienestar del empleado. La seguiré muy atenta para ver qué más nos descubre de otro perfil y perspectiva del mundo digital, siempre lleno de posibilidades.

Como véis, la digitalización y su management, un reto fascinante en este año que comienza.

Publicidad
Publicidad