PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Ceo y Community manager

Nerea Torres Egüén Camino hacia la cumbre
24 Jul 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Este blog es una de mis ventanas a la red, un canal para comunicar lo que hago o pienso sobre multitud de temas, asuntos de gestión o de la actualidad que nos ha tocado. Como a muchos ejecutivos se nos plantea tomar una decisión sobre qué presencia queremos en la red porque eso implica la presencia de nuestra compañía. Empieza a ser una decisión estratégica de marca personal y también de branding de la empresa.

En este ámbito hay una cadena de preguntas que nos lleva finalmente a cuestionarnos quién es el mejor representante on line de nuestras empresas. Si el Ceo es quien fija y diseña la estrategia, ¿no debería ser también quien lidere la marca digital hasta el punto de asumir el rol de community manager de su organización? ¿O debemos pensar simplemente que El CEO es quien debe marcar la estrategia general y puntual de la marca aunque la realización la lleven otros a cabo porque es improbable que tenga tiempo para abarcar esa actividad?

Cuando 140 caracteres pueden destrozar un proyecto o una imagen en el que se ha invertido mucho tiempo, trabajo y dinero, el CEO de una compañía no puede estar ajeno a lo que viaja por la red y las Redes Sociales. Gestionar la marca en la red es una tarea que debe integrar en sus competencias y responsabilidades porque un rumor o una noticia falsa mal gestionada pueden dar al traste con la imagen de la compañía que, al fin y al cabo, es su responsabilidad. Por otra parte, nos da también mucha información de nuestra competencia.

Aunque parece que la digitalización de primeros ejecutivos no marcha a demasiado buen ritmo y que solo un 30% las utilizan de forma habitual, el porcentaje sigue creciendo, especialmente a través de dos redes concretas, y ya es más común que se acepte la visibilidad que dan las RRSS para orientarla a conseguir más beneficios y mejor marca para sus compañías. Kike Sarasola, Marcos de Quinto, Carina Szpika, y Marc Zuckenberg lógicamente, son algunos de ellos. Ya no es extraño que algunos contesten personalmente los comentarios de los usuarios/clientes.

La decisión es arriesgada por la exigencia de transparencia y de rapidez que implica en la gestión diaria cuando las estrategias y proyectos empresariales no pueden decidirse en cuestión de minutos. Algunos también muestran su reticencia porque no constatan que se haya probado la rentabilidad de ser una "star" en las redes y creen que ese tiempo está mejor dedicado a su equipo o a los clientes. Quizá hay que plantearse también la configuración de un pequeño equipo dedicado a esta actividad bajo las instrucciones del CEO.

Si votamos por nuestro protagonismo en la red, aceptaríamos que las redes sociales son un elemento clave de liderazgo y que contamos con toda probabilidad con el apoyo de los directivos de la compañía que, según estudios recientes, aprueban la presencia digital del máximo responsable porque aporta beneficios al proyecto y al resultado del negocio en el que todos están involucrados. Además, ya que nuestros colaboradores actúan de forma mayoritaria en las redes, conseguimos cercanía, mostramos transparencia y aportamos un plus en la accesibilidad y en la satisfacción interna. Es, al fin y al cabo, la transformación del rol del CEO que se impone.

Publicidad
Publicidad