PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Acumulación de emociones

Charo Izquierdo Camino de Ítaca
31 Mar 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1403-ci-acumulacion-de-emocionesNada más despertar en la mañana del domingo busqué en mi timeline de Twitter las últimas noticias y una me golpeó el corazón. El periodista de El Mundo Javier Espinosa y el fotógrafo freelance Ricardo García Vilanova habían sido liberados, después de algo más de seis meses, concretamente 194 días (se dice pronto, ¡medio año!) retenidos en Siria. Un escalofrío me recorrió el cuerpo. Imaginé a sus familias. Imaginé a Mónica García Prieto, pareja de Javier. Imaginé a sus hijos. Y se me saltaron las lágrimas, como me ocurre ahora mientras escribo esto. Imaginé la angustia liberada, la tensión de estos meses escapándose como se escapa el gas cuando abres una coca cola, a presión. Imaginé la ilusión de sus compañeros. Algo así como volver a la vida podría ser el título de aquella mañana para mí, para todos ellos su noche, porque la llamada advirtiendo de su liberación se había producido la noche anterior. Por fin llegaba una noticia muchos meses esperada y por fin se sabía que ambos estaban bien.

Más allá de los detalles y de las palabras del director de El Mundo, Casimiro García Abadillo, expresando su agradecimiento al Gobierno, que al parecer se ha portado muy bien, a mí me interesaba ver la imagen de los dos periodistas. Y cuando vi la foto de Javier gritando emocionado al encontrarse con su hijo volvió la emoción. Pero cuando vi la instantánea de la intensa y enamorada mirada entre el periodista y su mujer no pude contenerla. Si hay una frase que tomaba fuerza y veracidad en aquel momento era aquella de que una imagen vale más que mil palabras. Desde el momento en que la descubrí, no he podido resistir la tentación de, por supuesto, retuitearla, pero sobre todo mirarla y volverla a mirar, sabiendo que se trata de un momento único y que esa imagen seguro que pasará a sus nietos y tataranietos... Ellos no tienen que buscar más fotonoticias; esa les "perseguirá" siempre, para bien; pase lo que pase en sus vidas, esa mirada será un bálsamo, una ilusión, una esperanza...

Los domingos son raros. A mí me gustan, porque significan descanso y, al mismo tiempo, el preludio de que la vida sigue su actividad el lunes. Pero son raros. Suele haber pocas noticias. Así que levantarse un domingo con una buena es un plus. Pero acostarse con otra buena, es un replus, si es que puede decirse. Y a la emoción de la liberación de los periodistas, sumé otra, la de pensar en una española (vale, de nacimiento, pero gaditana al fin y al cabo) como alcaldesa de la segunda ciudad de mi vida, o sea París. Imaginar que era verdad lo que también leía en Twitter y es que Anne Hidalgo había ganado las elecciones a la "mairie" de la capital francesa me produjo gran satisfacción. En realidad, cualquiera de las opciones me la hubiera proporcionado porque en cualquier caso habría ganado una mujer. Un gran cambio. Pero pensar en una española alcaldesa me hizo exclamar rápidamente que en París se iba a hablar español, y di un salto de alegría. No voy a meterme en opciones políticas. No entraré en esos charcos. Pero sí de dos sensibilidades que creo que a París le vienen muy bien, porque quiero a esa ciudad en la que viví días preciosos y en la que aún me siento su ciudadana cada vez que piso sus amplias aceras. La sensibilidad de una mujer le vendrá bien a esa urbe que es dura como lo son las grandes capitales. La alegría y el sentido del humor de una gaditana le interesa a esa en la que las caras de mal humor son moneda corriente.

Me ha gustado ver las fotos de la alcaldesa con su sonrisa alegre. Pero, lo confieso, si pienso en foto sigo disfrutando con las que cuentan la llegada de Javier Espinosa a España.

*Foto de El Mundo


Si te ha interesado este post te recomendamos:


@charoizquierdo

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Publicidad