PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Presupuestos de laboralidad

Manuela Sánchez Gómez Camino a tu destino
13 Jul 2015 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

Presupuestos de laboralidad

Estamos acostumbrados a escuchar el término laboralidad. Sin embargo, no todos los trabajadores estan sujetos al presupuesto de la laboralidad, por lo que a continuación describiré las características que debe reunir. 

El 1.1 ET configura al trabajador de la siguiente manera: La presente Ley será de aplicación a los trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario. Estos son los presupuestos:

a. Voluntariedad:la actividad ha de ser libre y voluntariamente prestada, descartándose por tanto las formas de trabajo forzosas o coactivas, relegadas por el ppio. de libertad de trabajo.

b. Retribución: la actividad ha de ser retribuida por un salario, el cual puede revestir diversas modalidades sin que ello influya en la calificación del trabajo. La retribución fija y periódica es indicio de trabajo asalariado, mientras que la retribución por servicio no lo es.

c. Dependencia: la dependencia, considerada por varias sentencias como el elemento más importante de laboralidad, alude a un modo de prestación por cuenta ajena del trabajo, en concreto, significa el trabajar a disposición de un ajeno, entendiéndose dependencia como "poder de dar órdenes en cuanto a la ejecución del trabajo", órdenes que el trabajador tiene que cumplir.

d. Ajenidad: es la prestación del servicio por cuenta ajena, lo que implica la cesión de la utilidad de los frutos del trabajo propio a un tercero. Ajenidad en los frutos: atribución a un tercero de los frutos o del resultado del trabajo propio desde el momento en el que se produce. Ajenidad en los riesgos: el empresario asume todo el riesgo empresarial, imputándosele al mismo todas las posibles pérdidas. El trabajador podrá ganar más o menos, pero no perderá nunca. Ajenidad en el mercado: se trabaja por cuenta ajena cuando es un tercero quien incorpora al mercado los frutos del trabajo del trabajador.

Publicidad
Publicidad