PREVIOUS_POST
NEXT_POST

Los jóvenes chilenos vuelven a la calle

Manuela Sánchez Gómez Camino a tu destino
28 Aug 2014 BLOG_NUM_COMMENTS

blogs_image_post_detail

1408-cd-jovenes-chilenos-vuelven-a-la-calleLos estudiantes chilenos han salido a la calle. Otra vez. Durante las dos últimas décadas las movilizaciones sociales en Chile han sido muy reducidas. Esta tendencia se rompió drásticamente hace tres años cuando Chile fue noticia por las protestas de jóvenes que demandaban una educación de mayor calidad. En una serie de manifestaciones sin precedentes, los estudiantes chilenos salieron a la calle para exigir al Gobierno de Sebastian Piñera una reforma educativa.

A finales del mes de Julio, la Presidenta Bachelet afirmó que "habrá gratuidad para la educación superior de todas y todos los jóvenes que estudian en instituciones universitaria o técnica que tengan los convenios con el Estado que va a definir la reforma". Del mismo modo, Bachelet insistía en que "la reforma educacional que llevamos adelante es un cambio enorme, es una tarea compleja que hay que hacer con decisión pero con diálogo y con participación".

Estos comentarios despertaron la ira de las asociaciones de estudiantes, que han organizado protestas durante la semana pasada.

Según el movimiento estudiantil, la asociación más numerosa que agrupa a estudiantes chilenos, más de 80.000 jóvenes inundaron la Avenida Alameda de Santiago exigiendo que las reformas educativas sean más profundas y efectivas.

Ahora bien, ¿Cuál es el problema que sufren los jóvenes chilenos? El Gobierno de Bachelet se comprometió con los jóvenes a abordar una reforma profunda de la educación. A día de hoy, la reforma de la educación universitaria, la carrera docente y la educación primaria no se ha producido.

En la actualidad, el 25% del sistema educativo es financiado por el Estado. El 75% restante depende de los aportes de los estudiantes. En Chile, los alumnos que quieren ir a la Universidad pero no tienen fondos para ello pueden pedir créditos estatales o bancarios. Los jóvenes demandan que se ponga fin a este sistema creado en los años 80 basado en mecanismos mercantiles para dar lugar a una regulación estatal de la educación que haga de ella un derecho social.

Michelle Bachelet basó su programa electoral en tres pilares: nueva Constitución, remodelación de impuestos y educación gratuita y pública. A día de hoy, las promesas de Bachelet no se han cumplido. Según la OCDE, Chile es el país con más desigualdad de América latina y el país con menor gasto público en educación.

No todos los datos son negativos: según el informe PISA, los alumnos chilenos destacan entre los alumnos de la región, al obtener resultados más satisfactorios que sus compañeros de los otros 7 países que participaron.

Otro motivo de las protestas es la diferenciación en las escuelas. Numerosos colectivos denuncian que hay colegios para los hijos de padres con situaciones económicas holgadas y colegios para niños con escasa capacidad económica.

Decía Confuncio que donde hay educación no hay distinción de clases. Precisamente este es el punto sobre el que pivotan la mayoría de las protestas referentes a educación en Latinoamérica. Chile se ha caracterizado en los últimos tiempos por un elevado crecimiento económico, sin embargo la brecha entre clases cada día se agudiza más.

Los jóvenes chilenos defienden que la educación es el motor del cambio, por lo que es hora de que el Gobierno oiga las peticiones de aquellos que no pueden acceder a la educación superior.


Lee otras publicaciones anteriores de este blog:


Manuela Sánchez Gómez (@manuela_sg), es estudiante de Derecho y Ciencias Políticas.

*Los post de la sección de Blogs de Womenalia van firmados por sus respectivos autores, que son los responsables exclusivos de las opiniones allí vertidas. Womenalia no tiene por qué suscribirlas.

Publicidad
Manuela Sánchez Gómez

Manuela Sánchez Gómez

Práctica, Embajada de España en Bélgica - Consejería de Educación

Hola Lola, gracias por tu comentario! Según he leido la ley educativa aún no se ha aprobado porque la Presidenta y el Ministro de Educación están buscando el máximo acuerdo entre todas las fuerzas políticas. También es cierto que en Chile el sector privado juega un rol importante en la Universidad porque lo que supongo que la falta de consenso genera que se retrase la aprobación de la norma. Saludos, Manuela!
Manuela Sánchez Gómez

Manuela Sánchez Gómez

Práctica, Embajada de España en Bélgica - Consejería de Educación

Buenas tardes Federica, la verdad es que Chile, como tantos otros países, tiene mucho camino por recorrer en educación. Claro que es cierto que el nivel educativo hace mejorar la sociedad! Gracias por leer el blog!! :D
María Federica T.
Esta demostrado que los países con un buen nivel educativo, al que pueden acceder los jóvenes, son los que obtienen un mayor crecimiento y una mejor calidad de vida. Me parece que a Chile aún le queda mucho por hacer, y espero que se den prisa.
MF
Enviado desde mi iPhone Lunes, Ago 1 2014 03:06:50am
Publicidad